Los deportes profesionales nunca han sido de Juárez

May 31, 2018

Ciudad Juárez fue en los años 70 y 80 una potencia deportiva en diversas disciplinas. Aunque es incierto tener un origen común de este movimiento, se puede tener una historia que nos ayude a comprender la deficiencia en el ámbito deportivo en estos años. Obviamente, se debe repasar un poco el pasado para poder entender el presente e intentar explicar el futuro, por lo que debe ser algo interesante.

Box / Foto: Diario19 / 

            Se estima que en la década de los 20 es cuando comienzan a practicarse los deportes, principalmente de combate, en la ciudad. Los primeros practicantes de boxeo, más que nada, tenían como sede las calles de la actual zona centro, ya que aún no existían gimnasios adaptados para ello. Esto, porque la gran ola de urbanización comienza hasta los 40 y 50 en la ciudad.

            Una vez con instalaciones adecuadas, unos 30 años después, comienza una variante muy notoria, ya que el box siguió como disciplina popular, pero el estado completo cambió a practicar basquetbol y béisbol. Un recorrido por estos años gloriosos de los 50 a los 70 puede ser encontrado en el Salón de la Fama del Deportista Juarense. Aunado a estas prácticas, se vuelve común el atletismo y sus diversas actividades. Asimismo, comienzan a llegar las Artes Marciales Mixtas (MMA).

            En estos años 70 los deportes profesionales se volvieron una realidad en la frontera. Comenzaban los Indios de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), las Cobras de la primera división, las ligas estatales de baloncesto hicieron que los gimnasios fueran concurridos. Sin embargo, esto no duró mucho. 

Cobras / Foto: Francisco Güemes Priego / 

            Uno de los mayores problemas se suscitó cuando Juárez se volvió una ciudad concurrida por gente extranjera, ya que el deporte de más demanda popular pasó del béisbol al futbol soccer. Esta transformación generacional, y cultural, fue importante para los empresarios que aportaban capital a las franquicias, debido a que se atraía a una mayor cantidad de personas con una esfera de gajos que con una bola de 108 costuras.

            Para ajustarse, se tomó una decisión colectiva, quizá no acordada, muy extraña, que fue retirar todas las franquicias profesionales que no fueran de competencias estatales. Los Indios se volvieron equipo de primera fuerza estatal, pocos años después de haber competido por un campeonato nacional a nivel profesional. Las Cobras desaparecieron luego de unos años en la primera división del futbol mexicano.

            Décadas después, en los 2000, se hizo un intento de iniciativa privada para volver a restaurar la gloria juarense en el ámbito deportivo, ya que en realidad sufrió una caída garrafal porque no había nada relacionado a deportes aún amateur o semi-profesionales. En el 2005 surgen el C.F. Indios de Ciudad Juárez, bajo la inversión de Paco Ibarra. 

 

Indios / Foto: FutbolerosTV / 

            Por mucho tiempo, la plaza sirvió primordialmente como filial de los Tuzos del Pachuca, quienes eran considerados potencia a nivel continental, teniendo entre su palmarés Copas Sudamericanas y Concacaf Liga de Campeones.

            Este equipo levantó las pasiones de los aficionados fronterizos en cuanto al futbol y, al menos hasta su extinción en el 2011, unió a la ciudad en un sentimiento de pertenencia y cariño del cual muchos aficionados no habían experimentado por años; en algunos, como su servidor fue la primera vez que me sentí tan identificado con unos colores y una porra.

            Los mejores momentos de “la tribu” vinieron en el 2009, cuando llegó hasta la semifinal del torneo luego de haber disputado el descenso y tener grandes juegos contra equipos como el América, las Chivas, el Cruz Azul, Atlas y Pumas. Estos acontecimientos y el hecho de que Juárez haya sido relevante aún cuando jugaban en la división de ascenso, hicieron que la fanaticada fronteriza exigiera más deportes profesionales, principalmente el futbol. 

Indios / Foto: Acento.com / 

            Los Gallos de Pelea se hicieron fuertes en los torneos estatales y nacionales que fueron participes, los Indios de béisbol eran, y son a la fecha, una potencia en la justa estatal; los combinados representativos lograron poner en alto a Juárez en los deportes amateur.

            Para el 2010, el enfoque de los deportes cambió drásticamente, el béisbol de primera fuerza cobro relevancia con fanáticos casuales, ya que Parral le había ganado dos series finales seguidas a Juárez. Obviamente, las rivalidades se hicieron más virales. Esto, sin embargo, se mantenía como nivel de primera fuerza, por lo que la gente no lo tomaba tan en cuenta como se esperaba. No obstante, para el 2015 cambió todo. 

Estadio Juárez Vive / Foto: Devenir / 

            A mediados de la década, empresarios privados decidieron rejuvenecer los deportes en El Paso y en Juárez. Comenzaron con la construcción de un estadio de béisbol, Southwest University Stadium, que se convertiría en la sede de los Chihuahuas de El Paso, filial de AAA de los Padres de San Diego. Un año después, la iniciativa del F.C. Juárez arribó a la ciudadanía y esta la recibió y adoptó con cariño. Los Indios se integraron a la Liga Nacional de Basquetbol Profesional, aunque abandonaron la justa un año después. Los Revolucionarios y los Tarahumaras hicieron que Juárez fuera la única ciudad en el estatal de primera fuerza de baloncesto, con el mismo destino que el representativo nacional. 

Southwest University Stadium / Foto: Pinterest / 

             En El Paso, se ha hecho un esfuerzo por impulsar el hockey, el rugby, hasta el waterpolo; pero estos equipos son amateurs y no logran impactar al aficionado casual. Sin embargo, los deportes colegiales sí atraen a más personas y el Don Haskins Center y el Sun Bowl ven los resultados una vez comenzadas las respectivas temporadas. 

Sun Bowl / Foto: UTEP / 

 

            Es reconfortante saber que la afición Juárez-El Paso no es dividida, sino que vibran bajo un mismo objetivo: que el deporte mejore en la zona. Hace un año la gente promedio no sabía que Aaron Jones, egresado de UTEP, era el corredor titular de los Green Bay Packers; este año, Will Hernandez se volvió un tema de conversación en estaciones de radio locales que ni siquiera son enfocadas en deportes.

            Se dice que la historia tiende a repetirse o que para comprender el pasado se debe analizar el presente, y es exactamente lo que yo haré en este caso, me intentaré mantener escéptico sobre el tema, porque quiero un progreso, pero lo cierto es que no hay indicios que se inclinen totalmente a un lado, sino que son como la navaja de Thanos en Avengers: Infinity War, balanceada.  

FC Juárez / Foto: SoySD / 

           Por lo pronto, disfrutaré los eventos como si fueran los últimos, porque esa es la realidad, no sabemos que pase después de ese espectáculo, ya que no hay indicios anteriores para ello. Estamos en una situación en la que ningún equipo es seguro y la historia indica que no deberían serlo.

Compartir
Tweet
Please reload

Please reload

Otras publicaciones

ANÚNCIATE
¡AQUÍ!
DESTACADOS

© 2017 Avenida Desierto. Ciudad Juárez, Chihuahua. Edición y diseño por Gustavo Torres y Gabriel Alva.