No es un caballo negro, son los Eagles campeones

February 5, 2018

Domingo, pero un domingo especial, uno en el que se escribe historia para la NFL. Ver al que es considerado como el más grande de todos los tiempos una vez más en el máximo escenario posible, a quien la noche anterior fue galardonado con el MVP de la liga, Tom Brady, que buscaba su sexto anillo y su segundo bicampeonato enfrentarse a unas Águilas que no paran de alzar el vuelo desde los encuentros de playoffs, aún y sin su mariscal de campo titular buscando la forma de arruinarle la fiesta o de al menos no poner tan fácil el camino a los campeones defensores.

            Los dos equipos saltaron con seguridad y muchas ganas para conseguir el ansiado título. Como locales con su uniforme verde esmeralda, Filadelfia en la búsqueda de su primer Vince Lombardi para entrar en el grupo de ganadores, pero como visitantes una franquicia que sigue superándose día a día para ser la más grande de todos los tiempos con un uniforme blanco pulcro antes de ser manchado con el verde del campo, y cinco anillos en su repisa buscando el sexto para empatar a los Acereros como los más ganadores en la historia del Super Bowl.

            En la primera serie de jugadas ofensivas, las Águilas arrastraron a los Patriotas poco a poco consumiendo poco más de siete minutos del reloj, pero sólo obtuvieron un gol de campo que los ponía 3-0 y pocos minutos después Nueva Inglaterra responde empatando el marcador.

            En la segunda serie Filadelfia se pone en la delantera después de un acarreo de 30 yardas de LeGarret y un pase increíble de Foles a Jeffery.

            El primer cuarto era historia y todo parecía marchar a favor de las Águilas que alzaban el vuelo así que el rival tendría que responder u olvidarse de sus aspiraciones, pero empezaban el segundo cuarto fallando un gol de campo.

            Filadelfia entraba al campo para poder anotar y separarse de Nueva Inglaterra, pero no pudieron avanzar entregando el balón, aunque su defensa paro a la ofensiva de Tom Brady, además de dejar fuera a Cooks que salía del partido por una conmoción.

            Otra Anotación sacudía a los de Foxborough y se alejaban del sexto anillo, Brady comenzaba a deber más a la afición pues no respondía y no lograba conectar de mejor manera. Aunque les respondieron con un touchdown por su exjugador, Blount. Otro gol de campo anotado por los Patriotas no dejaba muertas las esperanzas. 

            Inmediatamente Filadelfia buscó el separarse en el marcador y Foles intentaba un pase profundo para Jeffery, pero encontraba a el rival Harmon dando la primera intercepción. Eso trajo la respuesta de los Patriotas con una anotación de White.

            El tiempo transcurrió y el partido se mantuvo reñido en un toma y daca que los llevo a un cuarto cuarto con el marcador 29-26, con las Águilas siempre por arriba en el marcador. La última llamada para la historia.

            Filadelfia anotó tres más a su favor, pero los patriotas respondieron con un touchdown de Gronk poniéndose adelante por un punto 32-33 favor Nueva Inglaterra. Casi por terminar Nick Foles se comporto a la altura y anotaba a 2:21 minutos del final obligando al rival a buscar el milagro.  Sin embargo, Tom Brady tras ser capturado por Brandon Graham soltaba el balón y con ello sus aspiraciones del sexto anillo. 

            Aunque el balón regreso a los Patriotas no les dio tiempo para remontar y por primera vez en su historia las Águilas de Filadelfia conseguían el trofeo Vince Lombardi

            Buen juego, buen Super Bowl, buen duelo de mariscales, pero el caballo negro de todos los playoffs mostró que en la NFL cualquier equipo le puede ganar a cualquier otro equipo porque, aunque perdió a su QB titular logró ser campeón.

 

Compartir
Tweet
Please reload

Please reload

Otras publicaciones

ANÚNCIATE
¡AQUÍ!
DESTACADOS

© 2017 Avenida Desierto. Ciudad Juárez, Chihuahua. Edición y diseño por Gustavo Torres y Gabriel Alva.