¿Yo decido lo que me pongo?: la industria de la moda nos toca a todos


El estilo, las combinaciones y la ocasión se eligen desde la individualidad, pero la creación de cada prenda obedece a una tendencia

Una de las preguntas más difíciles que se puede hacer uno mismo es: ¿en realidad soy una persona totalmente autónoma y con control de mis decisiones?, esto porque puede desencadenar una serie de dudas existenciales. Sin embargo, si llevamos esta pregunta a cosas simples como nuestra forma de vestir no resulta tan caótico, ya que pensaríamos que dominamos lo que entra y sale de nuestro armario.

La década está por terminar y las tendencias, alrededor del mundo, no han dejado de surgir en medio de un mundo globalizado.

La llegada de la internet, las redes sociales, la modernización de los medios de comunicación y la libertad de expresión en las plataformas digitales han cambiado nuestro estilo de vida, incluso en la forma de vestirnos.

Es cierto que las grandes marcas de diseñador como Chanel, Gucci, Yves Saint Laurent, entre otras; han marcado tendencia durante años, pero siempre han existido las imitaciones genéricas que replican el diseño de la prenda con materiales más económicos y con producciones a gran escala, que permiten que sean más accesibles.

Fotografía: Marie Claire/ Fashion Week New York 2019

Las pasarelas de grande diseñadores, siempre marcan una línea importante en las tendencias, pero ya no son definitivas


Ahora no se depende de una pasarela, revista de moda o película, aunque siguen siendo fuentes de inspiración, para conocer qué es lo que se utiliza en Estados Unidos, Francia, Italia, Rusia, Corea, Japón, etc.

Los encargados de decidir cómo vistes serían la internet y las grandes empresas. Ellos hacen uso de las nuevas herramientas que les brinda el ciberespacio como figuras públicas, personas influyentes de internet, redes sociales, páginas en línea y comercio internacional a través de la red. Aunque la ventaja que se tiene en esta época es que cualquiera podría iniciar una tendencia con el uso de estas mismas herramientas, pues el internet se nutre de la réplica instantánea de contenido. Sin embargo, el crédito por ello sería bastante efímero.

Personajes como Alexa Chung, se han convertido en iconos de la moda por su impacto en redes sociales


Las tendencias no se replican en automático, en todo el mundo. Existe resistencia al cambio, es más fácil expresar gusto u odio por cualquier cosa, pues todos participan dentro de las redes, además de que existen factores económicos, sociales, políticos, geográficos y culturales que condicionan la adaptación de una nueva moda, pero de una manera u otra, la moda llega a todos los rincones, aunque sea a destiempo.

Probablemente, la ropa que utilizamos en este momento fue tendencia en otro momento de la historia o incluso de nuestra actualidad y llega a nuestras manos por influencia directa o indirecta de la industria de la moda. La decisión de cómo combinarlo y cuándo utilizarlo es individual, pero, definitivamente, fue creada con el fin de seguir una tendencia.

Danos tu opinión