Todo sobre el problema de Veracruz


El partido entre Veracruz y Tigres ha levantado muchas críticas en el gremio futbolístico

El viernes, 18 de octubre, se disputó el juego entre Veracruz y Tigres en el Estadio Luis “Pirata” Fuente. En este partido los jugadores del Tiburón realizaron una protesta por la falta de pagos por parte de Fidel Kuri, dueño del Club Deportivo Veracruz. En la protesta los jugadores del Tibu decidieron no jugar los primeros 3 minutos del partido, situación que se le había comunicado antes del juego a los jugadores del equipo regiomontano, quienes rechazaron la petición y decidieron sólo parar el primer minuto.

Pasado el minuto de juego, los de la UNAL comenzaron a jugar, mientras que los de casa permanecieron quietos ante los dos disparos a puerta, que finalizaron en gol, por parte de los jugadores Edu Vargas y Gignac.

El partido finalizó con la derrota del Tibu, 3 goles por 1, y una oleada de críticas en redes sociales y en televisión al equipo dirigido por “El Tuca” Ferreti, al considerarlos poco solidarios con la situación que viven los jugadores del Veracruz.


¿Cómo se desarrolló este problema?

Todo comenzó el domingo, 6 de octubre, cuando varios medios publicaron que algunos jugadores del Veracruz se vieron obligados a salir de sus departamentos porque no podían seguir solventando el gasto, esto, por la falta de pago por parte del dueño del club, Fidel Kuri.

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, ofreció ayuda a los jugadores del Tibu, pero les pidió que presentaran una serie de documentos que comprobaran la falta de pagos; sin embargo, los jugadores no podían hacer esto, ya que muchos tenían sólo acuerdos de palabra, algo que es ilegal.

Bonilla dijo que, al no recibir ninguna denuncia por parte de los jugadores del Veracruz, no podía hacer nada; por esta razón, la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMF Pro) comenzó a ayudar a los jugadores y la primera iniciativa que tomaron fue la de no presentarse a la jornada 14 ante Tigres.

El 15 de octubre, Enrique Bonilla advirtió que, si el Club Deportivo Veracruz no se presentaba al juego ante Tigres, el equipo sería descendido automáticamente. Posteriormente, el 18 de octubre, horas antes del partido entre Tiburones y Tigres, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Yon de Luisa, dijo que se aprobó un fondo de 18 millones de pesos para pagar a los jugadores de Veracruz, pagos que comenzarían a ser depositados a partir de la jornada 15.

Ya en el partido ante Tigres, los jugadores del Veracruz decidieron no jugar los primeros tres minutos a manera de protesta, situación que desató polémicas.

Imagen de marca.com

Al finalizar el partido, los jugadores de Veracruz, en rueda de prensa dirigida por Carlos Salcido, afirmaron que hay jugadores a quien se les debe hasta 5 o 6 meses de sueldo, que en las categorías inferiores no se cuenta con un espacio dónde entrenar ni con un entrenador, tienen problemas de transporte y de pagos de sueldos, y en la categoría femenil los sueldos están retrasados hasta por 2 meses y no cuentan con un cuerpo médico adecuado. “El adeudo es tan extremo que llega a trabajadores del cuerpo médico, utilería, intendencia, jardinería, oficinas y otros puestos”, aseguró Carlos Salcido en rueda de prensa.


¿Qué opinas de esta situación?

Danos tu opinión