The Blitz: resumen de la semana 8 de la NFL


Deme un medio, por favor

En uno de los juegos de jueves por la noche más irrelevantes de los últimos años, los Minnesota Vikings de Dalvin Cook y compañía se impusieron con facilidad, 19 a 9, a unos Washington Redskins que tienen puestas sus energías en apoyar a los Nationals en su búsqueda por la Serie Mundial que en ganar partidos; su corredor titular, Adrián Peterson, se convirtió en el sexto corredor con más yardas corridas en la historia de la #NFL.

En partido lleno de dramatismo puro, los Indianápolis Colts, tras un milagroso pase de Jacoby Brissett a T.Y Hilton para continuar con la serie ofensiva final, ganaron 15 a 13 a los Denver Broncos con un gol de campo de 51 yardas del legendario Adam Vinatieri.

Ryan Tannehill da señales de vida con los Tennessee Titans y los dirige a su segunda victoria consecutiva, 27 a 23, ante unos Tampa Bay Buccaneers que, al igual que los propios Titans, no tardarán en mandar a la banca a su primera selección del #draft de 2015, el quarterback Jameis Winston. Después de largas semanas sin su presencia, el mariscal de campo titular de los New Orleans Saints, Drew Brees, regresó para derrotar 31 a 9 a unos Arizona Cardinals del novato sensación Kyler Murray, sin embargo, no fueron rivales ante unos Saints que tienen la mira puesta en el #Super_Bowl.

Los Rams aprovecharon su visita a tierras londinenses para relajarse un poco, retomar la confianza perdida tras semanas turbulentas y ganar 24 a 10 a los Cincinnati Bengals. Los Rams se preparan para pelear su lugar en playoffs dentro de una división, oeste de la Nacional, que se apretó más de lo que tenían planeado y los Bengals simplemente compiten contra Miami el puesto de “peor equipo de la liga”.

Los equipos neoyorquinos se unen cada vez más. Los Giants de Daniel Jones, a pesar de contar con el super corredor Saquon Barkley, fueron derrotados por los Detroit Lions que van lentos, pero seguros. Por otro lado, los New York Jets de Sam Darnold, LeVeon Bell y los fantasmas que ve Darnold, no soportaron el estilo de los Jaguars de Gardner Mindshew y perdieron 15 a 29.

La situación de los Chicago Bears dejo de dar risa y ahora comienza a ser preocupante. Por segunda vez el pateador de los Bears, en este caso Eddy Pineiro, falló un gol de campo decisivo en el último segundo. Esta ocasión, el error le dio la victoria 17 a 16 a los Cargadores de Los Ángeles que, al parecer, la necesitaban más que los Bears.

Imagen de Sopitas.com

Con mucho juego terrestre, las Philadelphia Eagles ganaron 31 a 13 a los Bufallo Bills que con todo y que su quarterback Josh Allen tuvo un partido muy bueno, las Eagles retoman el vuelo tras su derrota contra los Cowboys la semana pasada.

En el majestuoso estadio Mercedes Benz Arena, los Seattle Seahawks, con algunas dificultades, superaron 27 a 20 a los Atlanta Falcons que con su gran roster no consigue levantarse de su crisis. Por otra parte, Seattle se convirtió en el mejor visitante de la liga luego de conseguir cuatro victorias en sus cuatro partidos fuera de casa.

Paliza, humillación, masacre, en verdad cualquier adjetivo que se utilice para hablar sobre el partido queda corto. La defensiva de los 49ers maniató a Kyle Allen y a su ofensiva como les dio su gana. A excepción de Christian McCaffrey que tuvo un juego con más de 100 yardas en total, el resto del equipo se vio muy mal ante un equipo de San Francisco que aprovecho casi todos los errores que cometieron los Panthers y les anotaron tan solo 51 puntitos.

Imagen de Milenio

Bill Belichick junto con sus New England Patriots siguen extendiendo su enorme legado en la NFL. Este domingo, el partido contra los Cleveland Browns, curiosamente el equipo con el que Belichick consiguió su primera victoria, fue la victoria 300 de Bill Bellichick como head coach en la liga. Los Cleveland Browns de Baker Mayfield, Jarvis Landry y Odell Beckham pelearon, pero no fue suficiente para evitar la derrota 27 a 13.

Los Houston Texans y los Oakland Raiders tuvieron un juego muy parejo, prácticamente en casi todos los aspectos. Deshaun Watson lanzó 279 yardas y tres pases de touchdown; Derek Carr, 285 yardas y tres pases de touchdown. Sin embargo, los partidos se ganan con puntos y los Texans anotaron 27 contra los 24 de los Raiders.

El domingo por la noche Aarón Rodgers y Patrick Mahomes tenían una cita agendada, esperada principalmente por una compañía de seguros americana, sin embargo, el tobillo de Mahomes se mostró indispuesto para cumplir semejante compromiso, por lo que en su lugar el veterano quarterback Matt Moore tomó el lugar del “chico maravilla”.

Aunque Moore no hizo mal su trabajo, es notable la diferencia de talento entre uno y otro. Rodgers y principalmente Aarón Jones no dejaron pasar la oportunidad y volvieron loca a una de por sí muy débil defensiva de Kansas City. Jones terminó con 236 yardas totales y los Packers se llevaron la victoria a casa con los cartones 31 a 24.

La semana ocho de NFL culminó con el partido entre los Miami Dolphins y los Pittsburg Steelers en el Heinz Field. Los Dolphins, tras ir ganar en los dos primeros cuartos, ajustaron su defensa y lograron perder 27 a 14 ante unos Steelers que permitieron que los Dolphins echaran a perder el partido.

Imagen de Sopitas.com

Conclusiones

La #NFL ha llegado a la mitad, ocho semanas se han ido como un suspiro que se lleva el viento. A esta altura de la temporada es justo y necesario hacer un pequeño análisis del espectáculo que la liga ofrece. Al término de la semana 8 hay cuatro equipos con récord perfecto; Pats y 49ers no han perdido mientras que Dolphins y Bengals no ganan ni a las canicas.

Desde el #kickoff hasta el pasado Monday Night Football, se han disputado más de 110 partidos de futbol americano entre los 32 equipos. Sin embargo, no hay un partido que haya destacado sobre los demás. Es cierto que ha habido duelos interesantes, pero nada que sea memorable, desafortunadamente, todavía no existe un partido digno de ser recordado por los años.

Nada como el “Super Bowl mexicano” entre Rams y Chiefs que se convirtió en un auténtico tiroteo de pistoleros del salvaje oeste, que por culpa de los jardineros del estadio Azteca no pudo jugarse en México.

No es que no todo sea malo, pero le falta esa “magia” o “chispa” que convierta al juego en algo espectacular. Una jugada icónica, anotaciones inesperadas, fallos y aciertos de último minuto, a estos partidos les falta algo que eleve la emoción del aficionado.


Predicciones MVP:

  • Russel Wilson (QB) (2127 yardas lanzadas, 17 pases de touchdown, 1 intercepción, 182 yardas corridas, 3 touchdowns terrestres).

  • Christian McCaffrey (RB) (735 yardas corridas, 8 touchdowns terrestres, 0 fumbles, 343 yardas atrapadas, 2 recepciones de touchdown).

  • Aaron Rodgers (QB) (2324 yardas lanzadas, 16 pases de touchdown, 2 intercepciones, 97 yardas corridas, 1 touchdown terrestre).


Predicción novato del año:

  • Nick Bosa (DE) (7.0 capturas al quarterback, 20 tacleadas totales, 1 intercepción, 1 fumble forzado, 1 fumble recuperado).

  • Gardner Mindshew (QB) (1976 yardas lanzadas, 13 pases de touchdown, 2 intercepciones, 201 yardas corridas).

  • Devin Bush (LB) (59 tacleadas totales, 1.0 capturas al quarterback, 2 intercepciones, 4 fumbles recuperados, 1 touchdown).


Predicción Super Bowl LIII:

Imagen de Receptor.com

New England Patriots (15-1) vs New Orleans Saints (13-3)



Danos tu opinión