The Blitz: resumen de la semana 6 de la NFL

Seis semanas de NFL han pasado y la mayoría de los pronósticos al inicio de temporada comienzan a tambalearse uno por uno. Sinceramente, cada vez es más complicado entender y predecir un partido de #NFL. A excepción de los #Patriots, cuyo calendario es muy “accesible”, y los Dolphins, cuya meta es tener la primera selección del draft de 2020, los 30 equipos restantes un día juegan muy bien ante un rival y al siguiente lucen irreconocibles.

Nadie se atrevía a decir que los #49ers tendrían una gran temporada ni que los #Saints continuarían con la racha de victorias sin Drew Bress, mucho menos que los #Jets derrotarían a los #Cowboys. Además, los intercambios de jugadores siguen a la orden del día. El esquinero estrella de los #Jaguars, Jalen Ramsey, se va al equipo de Los Ángeles Rams en intercambio de dos primeras rondas del draft (2020 y 2021).

Foto: NY Post

La sexta de diecisiete

Si hay un equipo en la #NFL que tiene el privilegio de ver derrotados a los New England Patriots, en dos Super Bowl’s y con Tom Brady de titular, son los New York Giants. Esta vez, los Giants visitaban a los Patriots sin el “archienemigo” de Brady, Eli Manning. En su lugar, el quarterback novato Daniel Jones buscaba dar la sorpresa el jueves por la noche.

La primera mitad fue muy pareja, la defensiva de los #Giants detuvo a la ofensiva de New England, además que su ofensiva logró anotarle dos veces, cosa que ninguna otra ofensiva rival consiguió. Sin embargo, los Pats confirmaron su hegemonía y derrotaron 35 a 14 a los de New York.

Foto: Marca

La jornada dominical arrancó con el partido en la cancha del Tottenham Hotspur, donde los aficionados londinenses recibieron a los Tampa Bay Buccaneers y a las Carolina Panthers. Por un lado, el mariscal novato de las Panthers, Kyle Allen, vive un auténtico cuento de hadas, récord perfecto en sus cinco inicios y no tiene ninguna intercepción mientras que Jameis Winston cada vez hunde más su carrera; la defensiva de Carolina le quitó el balón 6 veces y le propinó la cuarta derrota en la campaña 37 a 26.

Stephon Diggs, después de quejarse ante los medios por no recibir la cantidad de pases que quería, respondió con un extraordinario partido ante la pobre secundaria de las Philadelphia Eagles que permitió que Diggs atrapara 167 yardas y 3 anotaciones que aportaron a la victoria de 38 a 20 de los Minnesota Vikings y a que, por primera vez en su vida, Kirk Cousins le ganara a un equipo bueno.

En Arrowhead, con todo y el regreso del receptor estelar de #Kansas, Tyler Hill, los Houston Texans demostraron que cuando pueden darle tiempo a Deshaun Watson, son un equipo muy peligroso. Además de la gran actuación del quarterback de Houston, el corredor Carlos Hyde consiguió su primer partido de 100 yardas desde 2017. Como sucedió la semana pasada, la magia de Mahomes no fue suficiente para evitar que los Chiefs fueran derrotados en casa, esta vez 31 a 24 en favor de los Texans.

Foto: Enfoque noticias

En el “Baba Bowl” entre los Miami Dolphins y los Washington Redskins, los Dolphins llevaron el juego al límite, cuando con pocos segundos en el reloj, anotaron un touchdown que empataría los cartones, sin embargo, los de Miami decidieron jugar por la conversión de dos puntos que mostró, sin lugar a dudas, que este año los Dolphins van por el mariscal de campo de la universidad de Alabama; los Redskins ganaron 17 a 16.

Los juegos del mediodía concluyeron con la victoria de 32 a 28 de los Seattle Seahawks sobre los Cleveland Browns y con los Ravens que vencieron 23 a 17 a los débiles Cincinnati Bengals.

Los aficionados de los 49ers tienen todo el derecho de emocionarse, su defensa no juega, destroza a sus rivales. #Jimmy_G es un simple espectador más del extraordinario juego defensivo que comanda Richard Sherman, que hizo más touchdowns que él en la victoria 20 a 7 sobre Los Ángeles Rams.

El partido entre los Atlanta Falcons y los Arizona Cardinals fue una locura. Simplemente, para contextualizar la mala situación que atraviesan los Falcons; desde 1950, ha habido 67 veces en las que un quarterback tiene más de 300 yardas lanzadas, más de 4 touchdowns, 0 intercepciones y un porcentaje de pases completos superior al 75%. Matt Ryan fue el primer quarterback con estas estadísticas que pierde un partido, es decir, el primero de 67.

Foto: US As

Mientras la mala suerte persigue a Matt Ryan, Kyler Murray continúa la creciente emoción a los aficionados de los Cardinals que vislumbran tiempos muy buenos con el chaparrón en los controles.

En el Metlife Stadium, el regreso de Sam Darnold fue el bálsamo que los New York Jets necesitaban para competir y derrotar de forma agónica 24 a 22 a los Dallas Cowboys. A pesar de que los de Dallas le dieron el peso de la ofensiva a Ezekiel Elliot, errores del pateador Maher y específicamente, la presión defensiva sobre Dak Presscott, le costó a los Cowboys la derrota.

En un juego de domingo por la noche, que terminó siendo más interesante de lo que se esperaba, los #Chargers de Los Ángeles desaprovecharon que los #Pittsburg Steelers jugaban con su tercer mariscal de campo y perdieron 24 a 17 en su propia casa. Del lado defensivo de #Pittsburg destacó el linebacker novato Devin Bush que recuperó un fumble para touchdown y tuvo una intercepción.

El lunes por la noche los Green Bay Packers y los Detroit Lions se midieron en un muy polémico juego. Entre castigos que no tenían sentido, marcaciones en favor de Green Bay y una revisión de touchdown muy controversial, los Packers consiguieron su quinto triunfo de la temporada tras vencer 23 a 22 a los Lions.

Foto: Milenio

Conclusiones

El arbitraje está en crisis, sin importar el deporte del que se hable, los encargados de “repartir justicia” en los terrenos de juego cada vez se quedan más lejos de las acciones. Es cierto, la figura del oficial recibe una gran presión de todos los actores de un partido: los aficionados, los jugadores, los entrenadores, etcétera por lo que son muy pocos los valientes que se atreven, valentía que se aprecia enormemente.

Sin embargo, su labor está siendo superada, en un deporte como la #NFL, cuyas reglas cambian constantemente, los oficiales tienen que memorizar reglas y faltas que antes no existían y no se sabe si el siguiente año también existan. Es cierto que recursos como la revisión del video ayudan un poco, lo realmente necesario es que se definan de forma clara y sencilla las reglas. Que los oficiales sepan cuando se marca falta y cuando no. Porque de un tiempo para acá, la cantidad de castigos en el juego depende más de la percepción del arbitro que en lo que hagan los jugadores.

En una liga como la #NFL, que es la mejor del mundo en su deporte, partidos como los del lunes no deben de ocurrir. Independientemente de que es imposible evitar que se perjudique a un equipo u otro, no puede ni debe ser de forma tan descarada.



Danos tu opinión