The Blitz: resumen de la semana 3 de la NFL

Tres semanas han pasado desde que comenzó a jugarse el mejor futbol americano del planeta. Las cosas cambian radicalmente de la semana 1 a la 3. Por alguna extraña razón los Bills aún no han perdido y los “49ers de Jimmy G”, tampoco. Los Broncos y los Steelers prácticamente se están quedando sin esperanzas de entrar a playoffs, mientras las lesiones siguen siendo factor determinante al momento de definir temporadas.

Esta semana también significó el inicio de una nueva era en la posición de quarterback. 26 de los mariscales de campo que iniciaron en la semana 3 tienen menos de 26 años. Una cosa es clara, la nueva generación ya es mayoría. Aquellos que se quedaban en la bolsa de protección están prácticamente extintos, en su lugar, han entrado jugadores más rápidos y fuertes que además de tener un gran brazo tienen la capacidad atlética para correr y ganar yardas.

El futbol americano, como cualquier otro, está en constantes cambios. Los jugadores defensivos son cada vez más grandes y veloces, por lo que las ofensivas necesitan jugadores que puedan ganar yardas sin importar la posición en la que se encuentren.

Imagen de primeroydiez.com

Un fin de semana cualquiera

Los Tennessee Titans visitaron la selva de Jacksonville el jueves por la noche, por desgracia para ellos, fueron recibidos de forma brutal por la defensiva de los Jags (aún con Jalen Ramsey). Ni Mariota ni Henry pudieron evitar que el quarterback novato, Garner Minshew II, le diera a los Jaguars su primera victoria.

El domingo en la mañana, los New York Jets fueron arrollados en casa por los New England Patriots que, con o sin Antonio Brown, son un equipazo. Sin lugar a duda, los Pats serán el equipo a vencer durante toda la temporada. En Detroit, los Lions sorprendieron a las Philadelphia Eagles y les propinaron la segunda derrota consecutiva en el año 27 a 24.

El duelo entre Patrick Mahomes y Lamar Jackson dio como ganador al mariscal de campo de los Chiefs. Mahomes lanzó para 374 yardas y 3 touchdowns, llevándose el partido 33 a 28 ante unos muy agresivos Baltimore Ravens que constantemente estuvieron jugándose los 4 downs y las conversiones de dos puntos.

Los Indianapolis Colts de Jacoby Brissett vencieron 27 a 24 a los Atlanta Falcons de Matt Ryan en un auténtico duelo de cañoneros sureños. Los Bills de Josh Allen siguen impresionando al mundo; ahora derrotaron a los Cincinnati Bengals 21 a 17.

Imagen de primeroydiez.com

Como había sido anunciado hace una semana, el mariscal de campo Daniel Jones tomó los controles de la ofensiva de los New York Giants. A pesar de que Saquon Barkley tuvo que salir por lesión, los Giants derrotaron 32 a 31 a los Tampa Bay Buccaneers.

La ofensiva de las Carolina Panthers lució sin su quarterback titular Cam Newton. Derrotaron a los Arizona Cardinals 38 a 28. El suplente de Newton, Kyle Allen, tiró para 261 yardas y 4 touchdowns, además, Christian McCaffrey corrió para 153 yardas y 1 touchdown. También los Packers de Aaron Rodgers ganaron 27 a 16 a los Denver Broncos en el Lambeau Field.

En un duelo en el que tanto como “Jimmy G” como Mason Rudolph batallaron para acertar los pases a los jugadores de sus equipos, los San Francisco 49ers derrotaron 24 a 20 a los Pittsburg Steelers. Los dos equipos mostraron que tienen muy buenas defensas, pero es muy difícil que la ofensiva de Pittsburg trabaje sin Ben Roethlisberger.

Imagen de sopitas.com

Contra cualquier pronostico, Teddy Bridgewater condujo a los New Orleans Saints a la victoria en contra de Seattle. Para los Saints el futuro parecía incierto sin su espectacular quarterback Drew Bress. La ofensiva comandada por Bridgewater logró anotar 33 puntos sobre los 27 que consiguieron los Seahawks.

En juego de domingo por la noche los Rams vencieron a domicilio a los Cleveland Browns 20 a 10. Las dos ofensivas fueron muy poco productivas al momento de anotar puntos. Mayfield fue interceptado en la red zone mientras que Jared Goff tuvo 2 intercepciones. Sin embargo, el receptor del equipo angelino, Copper Kupp, salvó el día atrapando para 102 yardas y 2 anotaciones.

En el último juego de la semana, la defensiva de los Chicago Bears no tuvo problemas para destrozar 31 a 15 a la ofensiva de los Washington Redskins. Tres intercepciones, cuatro sacks, dos fumbles y un pick six (anotación durante una intercepción) fueron más que suficientes para llevarse la victoria a Chicago.


Conclusiones

En esta parte de la temporada, es muy fácil ilusionarse o frustrarse con nuestro equipo favorito. Pero si algo hay que aprender de la semana 3 es que puede ser muy engañosa. Hace un año, los Miami Dolphins impresionaban al mundo con su 3-0. Después de 17 semanas, terminaron con récord de 7-9.

Es por eso que hay que tomar las cosas con calma. Quizás los Baltimore Ravens no son tan buenos como las dos primeras semanas los pintaban, pero aun así siguen siendo un equipo muy peligroso para cualquier defensa.

El caso de los Bills es muy especial e interesante. Su ofensiva no se ha visto bien, su defensa muestra tener debilidades, en general su roster es muy reducido, pero de todas formas llevan tres partidos ganados. Probablemente pierdan de manera fea contra New England, pero no debe quedar duda que este equipo es un “candidatazo” para ser el “caballo negro”.

Los New England Patriots lucen cada vez más poderosos, pareciera que con cada año que pasa Bellichick y Brady incrementan su nivel de juego. Esta temporada será muy buena para ellos, sin embargo, pienso que si algo puede afectar a este equipo es su calendario. Al ser el equipo a vencer, hay pocas oportunidades de enfrenten a rivales complicados a lo largo de la temporada. Eso es bueno, al menos para lograr la marca de 16-0, pero podría afectar al equipo al momento de llegar a playoffs y enfrentarse a los equipos fuertes.

Los Broncos y los Steelers están en una situación crítica. Si no logran recuperarse de su mal inicio, podrían dar por perdida la temporada antes de que llegue a la mitad. Sus ofensivas muy apenas logran moverse. Si bien la defensa de Pittsburg está en buen nivel, no será suficiente si Rudolph, Conner y Smith-Schuster no ponen de su parte. Mientras tanto, la “espectacular” defensa de los Broncos no ha generado números positivos. Son el único equipo que no tiene capturas de quarterbacks ni recuperaciones del balón.

Además, si le sumamos a los Broncos que el único jugador que juega a la ofensiva es Philip Lindsay, no hay duda de que el equipo de Denver se posiciona para competir por el tan ansiado Pick No.1 del draft de 2020.

imagen de maximoavance.com

Resultados semana III

Picks de la semana IV


Danos tu opinión