The Blitz: resumen de la semana 14 de la NFL


Estamos prácticamente a un mes de los playoffs, sin embargo, ya hay partidos de vida o muerte. Equipos como los Cowboys, Eagles, Steelers, Browns, Titans, Rams y Bears necesitan ganar todos sus partidos si quieren pelear por el Super Bowl en febrero

De vida o muerte

En el Thursday Night Football, los Dallas Cowboys visitaron el Soldier Field de Chicago. Ambos equipos necesitaban la victoria urgentemente para seguir con aspiraciones a postemporada. La primer serie ofensiva y defensiva del equipo de Dallas parecía ser prometedora. Ezekiel Elliot consiguió un acarreo de touchdown y la defensiva interceptó a Mitchell Trubisky. Para mala suerte de los Cowboys, Trubisky salió inspirado esa noche y lanzó 3 pases de anotación y 244 yardas.

El dominio de los Bears fue tal que, desde la primera mitad hasta el tercer cuarto, los Cowboys recibieron 24 puntos sin respuesta. Aunque al final del partido, el equipo de Dallas intentó alcanzar a los Bears, los cartones quedaron 31 a 24 en favor de Chicago.

Imagen de nfl.com

En un partido en el que lo más relevante que pasó es que el pateador de los Dolphins, Jason Sanders, anotó 21 puntos. Los New York Jets y los Miami Dolphins demostraron lo irrelevantes que son y quedaron 22 a 21 en favor del equipo neoyorquino.

En un partido en el que los Washington Redskins pelearon más de lo esperado y perdieron 20 a 15 contra los Green Bay Packers. La ofensiva de los Packers, a pesar de que no metió muchos puntos, tuvo un muy buen partido con un Aaron Jones que corrió 134 yardas y anotó un touchdown, asimismo, el quarterback Aaron Rodgers lanzó 195 yardas y un pase de anotación.

En Minnesota, los Vikings se aprovecharon que enfrentaban a unos muy débiles Detroit Lions y los derrotaron 20 a 7. Con esta victoria, el equipo comandado por Kirk Cousins está cada vez más cerca de asegurar su lugar en los playoffs.

Hace una semana, los Houston Texans hicieron un partido increíble y derrotaron a los siempre poderoso New England Patriots. Deshaun Watson confirmaba su lugar dentro de la élite de los quarterbacks y los Texans daban un golpe de autoridad que los colocaba como uno de los equipos a vencer dentro de la Conferencia Americana.

Cualquier persona esperaba que contra los Broncos, con todo y su sorprendente quarterback novato Drew Lock, los Texans arrasaran contra el equipo de Denver. Para desgracia de los Texans, no solo no pudieron ganarles en casa, sino que los Broncos los exhibieron como ningún otro equipo.

A pesar de que el equipo de Houston intentó reaccionar en la segunda mitad, el daño estaba hecho y los Texans fueron derrotados 38 a 24. Esta derrota complica las cosas para los Texans, porque mientras ellos pierden contra uno de los peores de la liga, su rival divisional, los Titans, cada vez juegan mejor.

Imagen de nfl.com

Los super Baltimore Ravens de Lamar Jackson se enfrentaron a los Buffalo Bills de Josh Allen. En un partido que estuvo muy parejo, la diferencia la hizo la defensiva de Baltimore que paró a la ofensiva comandada por Josh Allen a menos de 20 yardas de la zona de anotación. Los Ravens aseguraron su lugar en playoffs y su quarterback, Lamar Jackson, se coloca como uno de los máximos favoritos a ganar el MVP de esta temporada.

En un partido en el que los quarterbacks tuvieron más intercepciones que pases de anotación, los Cleveland Browns recibieron a los Cincinnati Bengals. Estos dos equipos dieron muchas cosas que hablar fuera de la cancha. Medios estadounidenses dieron a conocer que en los entrenamientos de los Bengals había un “espía” de los New England Patriots grabando las señales de los entrenadores. Por parte del equipo de Cleveland, su polémico receptor, Odell Beckham Jr., mostró su intención de abandonar el equipo la siguiente temporada.

El partido fue peleado por ambos equipos, incluso el running back de los Bengals, Joe Mixon, tuvo un muy buen partido con 146 yardas y un acarreo de touchdown. Sin embargo, el talento del roster de los Browns terminó por imponerse y el equipo de Cleveland ganó 27 a 19.

La temporada de las Carolina Panthers ha sido una de las más grandes decepciones del año. Con su mariscal de campo novato Kyle Allen y el corredor Christian McCaffrey se esperaba que el equipo de Carolina peleará el título de la NFC Sur. Sin embargo, su ex head coach Ron Rivera no pudo hacerlos jugar y fue despedido. Además, el equipo de Carolina atraviesa una de las peores rachas de la temporada. Este fin de semana, las Panthers terminaron de hundir su temporada y fueron derrotados 20 a 40 por los Atlanta Falcons que, a pesar de tener un enorme talento ofensivo, no pelean por nada.

En el Superdome de Nueva Orleans, los San Francisco 49ers y los Saints regalaron a toda la NFL uno de los mejores partidos de la temporada y probablemente de los últimos años. La ofensiva explosiva de Drew Brees se enfrentaba a la poderosa defensa de San Francisco.

El partido fue un bombardeo, los pases largos salían de los brazos del buen “Jimmy G” y de Brees sin que las defensas pudieran hacer algo. El partido terminó con un gol de campo del pateador de San Francisco, Robbie Gould, que le dio la victoria a su equipo 48 a 46.

La temporada de Jameis Winston ha sido dominante en todos los aspectos, no solo es líder en intercepciones, es de los que tiene más pases de anotación y más yardas lanzadas. Sin duda alguna, los juegos de los Buccaneers no son aburridos gracias a la buena o mala puntería de Winston.

Esta semana recibieron a los Indianapolis Colts de Jacoby Brissett. Para los Colts este partido era de vida o muerte, si ganaban aún podían pelear el título de la AFC Sur, pero de ser derrotados les quedarían pocas posibilidades para estar en playoffs.

El partido fue explosivo, Brissett terminó el partido con 251 yardas y 2 touchdowns, pero el que se llevó la tarde fue el propio Winston con 456 yardas, 4 pases de anotación, 3 intercepciones y la victoria 38 a 35 en favor de Tampa Bay.

En otro partido irrelevante, los Chargers de Los Ángeles apalearon 45 a 10 a los Jacksonville Jaguars. El equipo de California se acordó muy tarde que eran uno de los mejores equipos de la liga mientras los Jaguars comienzan a tener muchas dudas sobre quién será su quarterback del futuro.

Kyler Murray recuperó un poco del enorme nivel de juego que mostró en las primeras semanas, pero fue interceptado tres veces por la defensa de los Steelers y junto con sus Arizona Cardinals fueron derrotados 23 a 17. Mike Tomlin, head coach de los Steelers, sin tener las mismas estrellas que en temporadas pasadas, ha logrado que el equipo de Pittsburg esté cerca de los puestos de postemporada.

En el Gillette Stadium, los New England Patriots acumularon su tercera derrota consecutiva, esta vez contra los Kansas City Chiefs. A pesar de que el resultado esté manchado por decisiones arbitrales polémicas, el equipo de Patrick Mahomes logró el triunfo que los coloca como dueños indiscutibles del oeste de la Americana.

Los Rams de Los Ángeles parece que quieren pelear su lugar en playoffs y derrotaron 28 a 12 a los Seattle Seahawks de Russel Wilson. La defensa de los Rams paró el espectáculo ofensivo de Wilson mientras que la ofensiva recordó que era una de las más dominantes de la liga y anotó 4 touchdowns.

El regreso de Eli Manning a los controles de los New York Giants fue un ingrediente extra al encuentro de Monday Night Football que el equipo de Nueva York disputó contra las Philadelphia Eagles. Nueva York tenía dos opciones: una era la de perder y afectar a los Cowboys y la otra la de ganar y perjudicar a las Eagles.

En la primera mitad del partido, los liderados por el joven running back Saquon Barkley parecía que eligieron la segunda opción, sin embargo, la ofensiva de Philadelphia reaccionó en el último cuarto, llevó el partido a overtime y con un pase de Carson Wentz a su ala cerrada Zach Ertz, las Eagles vencieron 23 a 17 a los Giants y buscan el título de la peor división de la liga, la NFC Este.


Resultados de la semana XIV

Picks de la semana XV


Danos tu opinión