The Blitz; los Jefes van por su quinto campeonato divisional consecutivo

#Deportes #NFL #TheBlitz

El equipo de Kansas no solo es campeón de la NFL, también tienen el mejor roster de la división y, al contrario de sus vecinos de división, están listos para pelear por su segundo Super Bowl en este siglo

Desde 2016, los Kansas City Chiefs han sido los amos y señores de la división oeste de la conferencia Americana. Los Broncos, a partir del retiro de Peyton Manning, no han vuelto a ser competitivos. Por su parte, los Raiders se encuentran en una eterna reconstrucción, ahora con Jon Gruden, y los Chargers por fin entendieron que Phillip Rivers no era la respuesta.

Kansas City Chiefs

Campeones Super Bowl LIV

Récord temporada 2019: 12-4

La temporada 2019 de los Chiefs es una de las temporadas más legendarias en la historia de la NFL, no solo porque es la primera vez que el equipo de Kansas llega a un Super Bowl en 50 años, sino por la forma tan épica en la que llegaron.


En temporada regular los Chiefs, de la mano de Patrick Mahomes, demostraron ser un equipo contendiente; su ofensiva fue un auténtico espectáculo y, con una defensiva eficiente, todos los equipos temían enfrentar al equipo de Kansas.


A pesar de que Mahomes sufrió una lesión que lo dejo fuera por tres semanas, el veterano quarterback Matt Moore tomó los controles y el equipo funcionó perfectamente. Aunque perdieron contra tres de los cuatro equipos de la AFC South, los Chiefs llegaron a playoffs como uno de los más grandes favoritos para llegar al Super Bowl LIV.



El primer partido del equipo de Kansas en postemporada pintaba para ser una catástrofe. En el primer cuarto del partido de Ronda Divisional contra los Texans, los Chiefs perdían por 21 puntos. Para sorpresa del mundo, la ineptitud de Bill O’Brien y la genialidad de Mahomes voltearon el marcador y, al termino del segundo cuarto, el equipo de Kansas ganaba 28 a 24. La voltereta espectacular concluyó en los cuartos siguientes en los que los Chiefs se cansaron de anotar. El marcador quedó 51 a 31 en favor de los kanseños.


En la final de conferencia Mahomes y su comitiva enfrentaron a los Tenessee Titans que llegaban al partido luego de vencer a los Baltimore Ravens. En los primeros cuartos del partido, los Titans se adelantaron en el marcador, pero los Chiefs volvieron a venir de atrás y remontaron un marcador adverso de 17 a 7, en el segundo cuarto, para convertirlo en un 35 a 24 en el final de partido.


Después de que en el Super Bowl LIII, los New England Patriots y Los Angeles Rams ofrecieran un espectáculo muy aburrido, las expectativas para este año, con el duelo entre San Francisco 49ers y Kansas City Chiefs, eran enormes; la defensiva de San Francisco contra la ofensiva de Kansas.


Al medio tiempo, ningun equipo logró sacar ventaja y ambos terminaron con 10 puntos en el marcador. En el tercer cuarto, los 49ers tomaron ventaja de 20 a 10 y se encaminaron para ganar el Super Bowl, pero en el último cuarto los Chiefs demostraron su verdadero potencial. La defensiva detuvo por completo a la ofensiva de San Francisco que, hasta ese momento, había corrido todo el día a placer. La ofensiva dio una exhibición espectacular. Con jugadas sacadas de un videojuego, el corredor Damien Williams y Patrick Mahomes se echaron el equipo al hombro y sacaron adelante el partido. Faltando aproximadamente un minuto de juego, Williams tomó el balón y recorrió 38 yardas para sellar el triunfo 31 a 20 contra los 49ers.


El Hard Rock Stadium de Miami fue testigo de la épica victoria de unos Kansas City Chiefs que, 50 años después, regresaban a lo más alto de la NFL.


Para la temporada de 2020, los Chiefs han sido de los pocos equipos que lograron conservar a prácticamente todos los jugadores titulares que estuvieron el Super Bowl LIV. Además, en la offseason renovaron a casi todas sus estrellas: Tyreek Hill, Frank Clark, Travis Kelce, Chris Jones y Patrick Mahomes jugarán juntos, al menos, hasta 2023.


En el draft, con la selección del corredor Clyde Edwars-Helaire, Andy Reid y sus Chiefs dieron el mensaje que su máximo objetivo es volver al Super Bowl y superar el promedio de 28.2 puntos por partido de la temporada.


Todavía es muy pronto decir que los Kansas City Chiefs de Mahomes serán la siguiente dinastía de la NFL, no obstante, los Chiefs lucen como los favoritos indiscutibles para ganar su división y son uno de los tres candidatos más fuertes para ganar la conferencia Americana.

Predicción temporada 2020: 12-4

Rango de victorias: 10 a 14.


Denver Broncos

Récord temporada 2019: 7-9

Tras la salida de Peyton Manning de los Broncos, el equipo de Denver ha estado en una enorme búsqueda de su siguiente gran quarterback. Por los controles han pasado prospectos como Trevor Sieman, Paxton Lynch, Joe Flacco, Brock Osweiler, Chase Keenum, Brandon Allen y, por ahora, Drew Lock luce como el candidato perfecto para ser el quarterback titular de los Broncos.


A pesar de tener una temporada de siete victorias y nueve derrotas, al equipo de Denver le alcanzó para ser el segundo mejor equipo de la división. La temporada pasada, cuando se anunció que Joe Flacco sería el quarterback titular, ya se anticipaba que las cosas no irían del todo bien para el equipo.


Su inicio de temporada fue complicado, iniciaron con cuatro derrotas consecutivas y para la mitad del calendario únicamente lograron dos victorias. En la semana 9, Joe Flacco se despidioh de la titularidad en Denver y tomoh su lugar Brandon Allen.


Allen inició tres partidos como quarterback titular, en su debut contra los Browns los Broncos ganaron 24 a 19, pero los siguientes dos partidos perdieron en contra de Vikings y Bills.



En la semana 13, el jugador reclutado en la segunda ronda del Draft 2019, Drew Lock, hizo su debut en la NFL. Con unicaente tres victorias, la temporada de los Broncos ya estaba totalmente perdida, por lo que el quarterback novato inicioh sin mucha presión su camino en la liga. Con Lock como titular los Broncos ganaron cuatro de sus últimos cinco partidos.


Para 2020, el head coach Vic Fangio dejarah la ofensiva en manos de Drew Lock. Afortunadamente para el mariscal de campo, la gerencia general del equipo, comandada por John Elway, se encargoh de renorvar el arsenal ofensivo. En la Agencia Libre, los Broncos firmaron al corredor Melvin Gordon y en el draft seleccionaron a los receptores Jerry Jeudy y KJ Hamler. Si bien la ofensiva de los Broncos es muy joven, tendrán un enorme apoyo de su defensiva. Además de contar con Von Miller y Bradley Chubb, en la Agencia Libre firmaron al esquinero proveniente de los Jaguars, A.J Bouye, y al tacle defensivo de los Titans, Jurrell Casey.


Los Broncos aún no pelearán por el título de su división. Sin embargo, esta temporada servirá de transición para un equipo que, con el talento que tienen, podría ser muy prometedor en un futuro no muy lejano. Por ahora, son candidatos para pelear por un el tercer puesto de comodín en los playoffs.

Predicción temporada 2020: 9-7

Rango de victorias: 6 a 10


Las Vegas Raiders

Récord temporada 2019: 7-9

La última campaña en Oakland de los Raiders fue del mismo tono que su uniforme: gris, oscura. En su segundo año como head coach, la misión del “Chuky” Gruden era regresar a los Raiders, mínimo, a playoffs. Sin embargo, lo único realmente destacado de la temporada pasada fue la espectacular temporada del corredor novato Josh Jacobs que terminoh con 1 mil 150 yardas terrestres y siete anotaciones.


Aunque las siete victorias y las nueve derrotas señalen que fue una mala temporada para los Raiders, durante la temporada 2019 fueron un equipo contendiente a playoffs. Antes de la semana 13, los Raiders iban segundos en su división con récord de seis ganados y cuatro partidos. En aquella fatídica semana, los Raiders visitaron el Metlife Stadium para enfrentar a los New York Jets. Su sorpresa fue que se llevaron una paliza de 35 a 3 en contra del equipo de Nueva York.


A partir de ese partido contra los Jets, el equipo se vino abajo. En la recta final de la temporada perdieron cuatro de sus últimos cinco partidos. El único consuelo de la afición de Oakland fue que el último partido de los Raiders jugado en el Coliseo, el equipo se despidió con una solida victoria de 24 a 17 contra los Chargers.



Para la temporada de 2020, los Raiders estrenarán nuevo hogar, ahora en Las Vegas, Nevada. El Allegiant Stadium, nombrado por su dueño como la “esfera de la muerte”, será la casa de los Raiders en los próximos años. Desafortunadamente, debido a la pandemia por COVID-19, en su año de inauguración no podrá recibir a los fanáticos de Las Vegas.


Durante la offseason los Raiders hicieron movimientos interesantes. Para la ofensiva firmaron al ala cerrada Jason Witten, al receptor Nelson Agholor y en el draft seleccionaron al receptor Henry Ruggs. En la defensa contrataron al apoyador Cory Littleton, al esquinero Prince Amukamara y en el draft tomaron al esquinero Damon Arnette.


Únicamente Jon Gruden, Mike Mayock y el dueño Mike Davis saben lo que están haciendo. El equipo que armaron para este año no es nada malo, pero no es nada del otro mundo. De todos los espectáculos que podría haber en Las Vegas, los Raiders están en la lista de los menos interesantes.


Para desgracia de los nuevos fanáticos del equipo de Las Vegas, el equipo que tienen no es lo suficientemente bueno para pelear contra de los arriba, pero no es lo suficientemente malo para tener buenos jugadores en el draft.


Los Ángeles Chargers

Récord temporada 2019: 5-11

La ciudad de Los Ángeles es complicada, quienes desean vivir en el “paraíso californiano” tienen que pasar por un duro proceso de adaptación. Además, por más tiempo que lleves en la ciudad, es necesario contar con una gran cantidad de carisma para que los angelinos te acepten en su corazón. Si hay alguien conoce de antemano la situación, son los Chargers, único equipo de la liga que la temporada pasada jugó 16 partidos de visitante.


El desencanto que hay entre la ciudad de Los Angeles y los Chargers es difícil de entender, equipos más malos, como los New York Jets, tienen entradas decentes en el Metlife Stadium, de aproximadamente 70 mil espectadores, mientras que los Chargers que cuentan con jugadores como Joey Bosa, Melvin Ingram, Austin Ekeler y Keenan Allen no pueden llenar un estadio de 20 mil aficionados.


La temporada de 2019 fue una auténtica pesadilla para los Chargers. Parecía que el equipo que meses atrás había llegado a playoffs se fue para nunca más volver. El experimentado quarterback tiró nada más y nada menos que 20 intercepciones a lo largo de la temporada.


La hecatombe del equipo fue en la semana 11, en el partido en la Ciudad de México contra los Chiefs. A ese partido los Chargers llegaban con ligeras esperanzas para llegar a playoffs. Por momentos, el equipo de Los Ángeles parecía capaz de llevarse la victoria, pero Rivers empleó el modo “Santa Claus” y empezó a regalarle balones a los defensivos de Kansas que, gustosos, aceptaron los regalos y la victoria.



En 2020, gracias a la enorme generosidad de los Rams, los Chargers estrenaranh estadio. El Sofi Stadium, construido en la ciudad de Los Angeles, será la casa de Rams y Chargers. Al igual que el estadio de Las Vegas, tampoco podrá recibir aficionados en la temporada. Sin embargo, para los Chargers el estreno de su nuevo estadio significoh una oportunidad perfecta para cambiar de aires. Con el dolor de su corazón, los Chargers se despidieron de Philip Rivers. En el draft los Chargers no perdieron el tiempo y tomaron al quarterback de la Universidad de Oregon, Justin Herbert.


Herbert y Tyrod Taylor, firmado en la Agencia Libre, serán los encargados de dirigir la ofensiva de los Chargers. Quien termine siendo el mariscal de campo titular tendrá que mejorar la actuación de Rivers la temporada pasada y evitar acercarse a las 20 intercepciones. Pase lo que pase, a lo máximo a lo que aspiran los Chargers es a ser un equipo incomodo dentro de la conferencia Americana. Aunque tienen una enorme colección de talento, mientras no confirmen quien será su quarterback, difícilmente podrán pelear por un lugar de playoffs.

Danos tu opinión