The Blitz; Los Bills ganarán su división luego de 25 largos años

#Deportes #NFL #TheBlitz

Por primera vez desde 2001, los New England Patriots iniciarán una temporada sin Tom Brady en su roster

Sin el yugo que los oprimía, los Buffalo Bills tienen el personal necesario para recuperar el trono que les fue arrebatado hace más de 25 años.


La AFC East es una de las divisiones con mayor historia de la NFL. Los equipos que la conforman han jugado prácticamente durante todo el tiempo en el que la American Football League y la National Football League se unificaron. De 1970 al 2000, los Miami Dolphins ganaron 13 veces la división, los Bills 10, los Colts (actualmente en la AFC South) 6, y Jets y Patriots 4.


En 2001, con un tal Bill Bellichick de head coach y un tal Tom Brady como quarterback, los de Nueva Inglaterra cambiaron el rumbo de la división. Nunca en la historia de los deportes de Estados Unidos, un equipo había dominado con tanta facilidad, y por tanto tiempo, a sus rivales divisionales. Durante los 20 años del siglo XXI, los Patriots han ganado 17 títulos divisionales y son campeones invictos desde 2009.


Sin Tom Brady en los controles y con la mitad del roster de Nueva Inglaterra repartido en Detroit y Miami, la larga pesadilla en la que aficionados de Jets, Bills y Dolphins han vivido por los últimos 20 años por fin ha terminado. Sin embargo, hay algunos escépticos que afirman que el imperio todavía no está acabado.

New England Patriots

Récord temporada 2019: 12-4

Durante la temporada pasada la defensa de los New England Patriots jugó de forma increíble. En sus primeros 8 partidos fueron una autentica muralla y era prácticamente imposible que un equipo les anotara más de 14 puntos en un partido. Su invicto llegó hasta la semana 9 en la que perdieron ante los Baltimore Ravens.


A pesar de que en la semana 13 y 14 tuvieron dos derrotas consecutivas, al llegar la ultima jornada nadie dudaba que, ante los Miami Dolphins, los Patriots ganarían la Conferencia y asegurarían su lugar como mejor equipo de la conferencia Americana. Por escasos tres puntos, los Pats fueron derrotados por Miami. La derrota los llevo hasta la ronda de comodín en la que los Titans de Mike Vrabel, discípulo de Bill Bellichick, hicieron ver muy mal al mejor quarterback de la historia y a la mejor defensa de la liga.


La derrota fue devastadora, algo se rompió en la relación Bellichick-Brady. Desde enero sonaron los rumores de que Brady se iría de los Pats. Cuando inició la Agencia Libre la salida del quarterback de 43 años fue una de las primeras en anunciarse. La familia Kraft, dueña del equipo, puso espectaculares en los que se despidieron del hombre que los llevo tantas veces a lo más alto del futbol americano estadounidense.


Sin embargo, la salida de Brady no es la única que afectó al equipo. Los 3 jugadores que más capturas acumularon el año pasado, Kyle Van Noy, Jamie Collins y Dont’a Hightower, tampoco jugarán esta temporada con los Pats. Van Noy y Collins seguirán sus carreras en otros equipos, mientras que Hightower es uno de los 8 jugadores de Nueva Inglaterra que, debido al riesgo ocasionado por la pandemia, decidieron no jugar en 2020.


A pesar de que a la mitad de la Agencia Libre los Pats firmaron al quarterback Cam Newton, su destino en la temporada 101 de la NFL es muy incierto. Newton llega a una ofensiva prácticamente sin armas a su alrededor. Independientemente de todo el trabajo que pueda hacer el exjugador de Carolina, sin equipo es imposible que llegue lejos.


Su defensa seguirá siendo una de las mejores de la liga, con los gemelos McCorthy y con Gilmore en el terreno de juego será muy complicado anotarle a los Patriots, pero no tendrán todo el apoyo necesario para dominar a los rivales durante todo el partido.

Quizás Cam Newton tenga un muy buen año, no lo niego, pero no habrá duda de que Tom Brady es el mejor quarterback de todos los tiempos, porque él era el único capaz de hacer que los Patriots fueran un equipo contendiente con una ofensiva tan mala.


El imperio finalmente caerá.

Predicción récord temporada 2020: 6-10

Rango de victorias: 5 a 9


Buffalo Bills

Récord temporada 2019: 10-6

La temporada pasada fue mejor de lo esperado para los Buffalo Bills. Por una parte, aprovecharon tener un calendario relativamente sencillo y lograron sin mayores problemas su clasificación. Además, y no menos importante, confirmaron a Josh Allen como su quarterback del futuro.


El gran partido de este equipo llegó 28 de noviembre de 2019. En pleno día del pavo, los Bills visitaron el At&At Stadium, en Arlington, Texas, y vencieron de forma contundente a los Dallas Cowboys. Aquella victoria de visita terminó por darles la confianza que los llevo a playoffs, donde perdieron sorpresivamente ante los Houston Texans.


Si bien es cierto que cualquier equipo que pierda contra los Texans debe pensar seriamente si está haciendo bien las cosas, el caso de los Bills es muy particular. La gran temporada en 2019 le sirvió al head coach McDermott para confirmar que su proyecto va por buen camino; ahora es momento de subir de nivel.


La defensa comandada por el espectacular esquinero Tre’Davious White, el linebacker Tremaine Edmunds y el liniero defensivo Jordan Phillips está preparada para que los Bills sean un equipo contendiente al Super Bowl. Aunque la ofensiva no es espectacular, tiene el personal necesario para ser competitivo y con la llegada del receptor Stefon Diggs, el nivel de Josh Allen subirá considerablemente.


Sin Tom Brady a la vista y considerando que Jets y Dolphins están en reconstrucción, el equipo de Buffalo tiene la obligación de ganar la división. No solo tienen el mejor roster de la AFC East, el proceso de McDermott obliga a que el equipo ya no solo busque la clasificación a playoffs sino que comience a competir por ser uno de los contendientes para llegar al Super Bowl.


Solamente una verdadera catástrofe (como la pandemia por COVID-19) alejará a los Bills del título divisional en 2020.

Predicción récord temporada 2020: 11-5

Rango de victorias: 9 a 13


Miami Dolphins

Récord temporada 2019: 5-11

El 2019 fue un año muy complicado para los Dolphins. Semanas antes de iniciar la temporada pasada, los Miami Dolphins cambiaron a sus mejores jugadores por selecciones del draft. Gracias a los dioses del juego, los Texans entraron al rescate del proyecto de Miami y dieron primeras selecciones del draft 2020 por el receptor Kenny Stills y por el liniero ofensivo Laremy Tunsil. Prácticamente sin equipo, los de Miami estaban proyectados para ser uno de los peores equipos de la NFL. Los periodistas mash optimistas les daban, como máximo, 3 victorias en la temporada.


En los primeros 6 partidos fueron un chiste andante. A veces el equipo se mostraba competitivo por dos cuartos, pero terminaban cayéndose y perdían los juegos de formas escandalosas. En la semana 7, ante el Washington Football Team, un equipo igual o más malo, estuvieron a un punto de ganar el partido, sin embargo, perdieron aunque al menos ya jugaban más como un equipo de NFL que como un conjunto de cabras sin cabeza. De la semana 8 a la 17, el equipo mostró una mejoría enorme. Con Ryan Fitzpatrick como quarterback titular, ganaron 5 de sus últimos 8 partidos.


El 29 de diciembre de 2019, la historia de la humanidad cambioh para siempre; los Miami Dolphins visitaban el Gillete Stadium para enfrentar a los New England Patriots. Para los Pats parecía un partido sencillo para asegurar el primer lugar de la conferencia Americana, sin embargo, la magia de “FitzMagic” se hizo presente en el lugar. El resultado fue un milagroso 27 a 24 en favor de los Dolphins.


Para 2020 el equipo de Miami reforzoh todas sus líneas. En la agencia libre contrataron al linebacker Kyle Van Noy, el esquinero Byron Jones, a los corredores Jordan Howard y Matt Breida, al pass rusher Shaq Lawson, entre otros jugadores.

Además, en el draft 2020 seleccionaron a 11 jugadores, el más destacado es el quarterback Tua Tagovailoa que sobre sus hombros carga las futuras esperanzas de los Miami Dolphins.


A pesar de los nuevos nombres en el equipo, todavía siguen en reconstrucción. El proyecto de Brian Flores necesita tiempo para demostrar su potencial. La temporada pasada los Dolphins cerraron la temporada muy por encima de su nivel real. Son un equipo muy joven y estan muy cerca de convertirse en un equipo contendiente, no obstante, necesitan mucho tiempo y trabajo.


Una temporada ideal para Miami seria aquella en la que Tua no juegue snaps

innecesarios. El quarterback novato es muy talentoso, pero acaba de recuperarse de una lesión muy grave en la cadera. Lo que tienen que hacer es guardarlo hasta que este totalmente listo para tomar las riendas del equipo.


Aunque una cosa es clara, los de Miami serán un equipo peligroso. Van a pelear a muerte cada uno de sus partidos, bajo el mando de Flores los Dolphins jugarán cada vez mejor y, si llegan a acumular victorias consecutivas, nadie podrá detenerlos.

Predicción temporada 2020: 7-9

Rango de victorias: 5 a 9



New York Jets

Récord temporada 2019: 7-9

La temporada pasada de los Jets fue muy decepcionante. Con jugadores como LeVeon Bell, C.J Mosley, Jamal Adams y el novato Quinnen Williams, parecía que los de Nueva York competirían, al menos, por un lugar dentro de playoffs.


Su comienzo fue devastador; sufrieron 4 derrotas consecutivas. En la semana 5, en contra de los Dallas Cowboys, los Jets lograron su primera victoria. Tras la sorprendente victoria, el equipo de Nueva York dio señas de mejoría, pero perdieron por 3 semanas consecutivas. Después de la racha de derrotas, sin posibilidades de nada, ganaron 3 juegos seguidos.


En las ultimas dos semanas, sacaron de postemporada a los Steleers venciéndolos 16 a

10 y sacaron una complicada victoria en contra de los Buffalo Bills.


La offseason de los New York Jets ha sido muy complicada. El head coach Adam Gase se ha encargado de autodestruir el equipo. Su conflictiva relación con el roster ha provocado que muchos jugadores no confíen en sus capacidades para dirigir al equipo.


En la Agencia Libre las contrataciones del quarterback Joe Flacco, el eterno Frank Gore y el receptor Breshad Perriman no emocionan a los aficionados de Nueva York. Además, si contemplamos que dejaron ir a dos de sus mejores jugadores, el receptor Robby Anderson y el safety Jamal Adams, y que su linebacker titular, C.J Mosley, decidió no jugar en 2020, los Jets prácticamente se quedaron sin talento.


Los New York Jets tienen todos los ingredientes para que la próxima temporada sean un completo desastre. A pesar de que hicieron selecciones interesantes durante el draft, los veteranos del equipo no han conseguido que los Jets sean competitivos.


En la ofensiva, Sam Darnold tiene pocas armas. Si bien es cierto que cuenta con LeVeon Bell, la guerra con Gase parece interminable por lo que probablemente el corredor no tenga los snaps suficientes para tener un impacto positivo en el equipo. Sin Jamal Adams, la defensa se quedó acéfala y, de momento, no hay otro jugador que pueda sustituir la ausencia del safety.


En 2020, desafortunadamente para sus aficionados, prácticamente todos los motores de los Jets estarán descompuestos.


Danos tu opinión