The Blitz; ¿Habrá nuevo Sheriff en el pueblo?

#Deportes #NFL #TheBlitz

En los últimos años, la NFC East ha sido una de las peores; únicamente los Dallas Cowboys y las Philadelphia Eagles son contendientes para ganarla

Durante 2019 se jugó un futbol americano muy mediocre en la división este de la Conferencia Nacional. Con tan solo nueve victorias, las Philadelphia Eagles se llevaron el trono divisional. Los Dallas Cowboys se dieron cuenta que Jason Garrett es mejor porrista que head coach y, al no llegar a playoffs, decidieron darle las gracias. Los New York Giants al menos no fueron el peor equipo de la NFL y el Washington Football Team descubrió que su problema menos importante es el futbol americano.


Philadelphia Eagles

Récord temporada 2019: 9-7

En 2019 las Eagles confirmaron que su peor enemigo son las lesiones. A pesar de que su quarterback Carson Wentz terminó milagrosamente la temporada, el resto del equipo se vio afectado a lo largo de la temporada.


Gracias al espectacular cierre de temporada que lograron, con cuatro victorias al hilo, y que los Cowboys no lograron estabilidad en su juego, las Eagles llegaron hasta playoffs. El 5 de enero de 2020, contra unos Seattle Seahawks igual de mermados por las lesiones, perdieron 17 a 9, partido en el que Carson Wentz se lesionó.


La temporada del equipo de Philadelphia demostró la gran capacidad del head coach Doug Pederson y de su staff para mantener al equipo competitivo, a pesar de tener a la mitad del equipo en la reserva de lesionados.



En la Agencia Libre perdieron jugadores importantes como al linebacker Nigel Bradham, al cornerback Ronald Darby y al corredor Jordan Howard, pero contrataron los servicios del mejor jugador defensivo de los Lions, Darius Slay, el cornerback Nickell Robey-Coleman y al tacle defensivo Javon Hargrave.


Además, en el draft tomaron a jugadores interesantes. El receptor Jalen Reagor, el quarterback multifuncional Jalen Hurts y el linebacker Darion Taylor fueron sus principales selecciones.


La temporada de 2020 se vislumbra como la temporada perfecta para que las Eagles intenten volver al Super Bowl. Gracias a lo débil que es su división y al calendario que tienen, sus posibilidades para llegar a playoffs son altas.


Si bien es cierto que las lesiones siguen acechando al equipo (su guardia titular, James Brooks, se perderá toda la temporada por una lesión en la rodilla) las Eagles tienen al head coach y al quarterback indicado para llegar hasta donde sus cuerpos lo permitan.

Predicción récord 2020: 11-5

Rango de victorias: 7 a 11


Dallas Cowboys

Récord temporada 2019: 8-8

Una de las cosas más inexplicables en la temporada 2019 de la NFL es como los Cowboys no lograron llegar a playoffs. Aunque la razón es obvia (Jason Garrett), con un equipo tan bueno pareciera que lo único que se tiene que hacer es ponerlos a jugar (y aplaudirles). La paciencia del dueño más exótico de la NFL terminó y luego de años en el puesto, el tiempo de Jason Garrett como head coach de Dallas concluyó.


Tras una temporada llena de altibajos, en la que vencieron a equipos como Miami, Washington y Lions y perdieron en contra de Saints, Packers, Vikings, Pats y Jets, un cambio de timón era necesario de cara a la siguiente temporada.


En la Agencia Libre tuvieron que deshacerse de jugadores importantes como el cornerback Byron Jones, el defensive end Robert Quinn y su centro titular, Travis Frederick, anunció su sorpresivo retiro a los 29 años. Sin embargo, las adquisiciones de los tacles defensivos Dontari Poe y Gerald McCoy, el safety HaHa Clinton-Dix ayudarán a reforzar la defensa.


La verdadera jugada maestra de Jerry Jones llegó en el draft 2020. Con la decimoséptima selección, tomaron al receptor estrella de la Universidad de Oklahoma, CeDee Lamb, con la decimonovena de la segunda ronda, al cornerback Trevon Diggs y con la decimoctava de la tercera ronda, el tacle defensivo Neville Gallimore. Jugadores previstos para ser seleccionados en rondas anteriores cayeron de milagro en Dallas y fortalecerán un equipo lleno de talento.



La ofensiva que comandará Dak Prescott será una de las mejores de la liga. Además, con la dirección del nuevo head coach Mike McCarthy, el “equipo de América” tiene la obligación de llegar a playoffs.


A pesar de que todo parece ser color rosa en Arlington, Texas, hay una situación que no deja dormir ni al dueño del equipo ni al quarterback titular. Durante la Agencia Libre, las negociaciones entre Dak Prescott y los Dallas Cowboys parecían estar en marcha. No obstante, entre más avanzaba el tiempo las dos partes no podían llegar a un acuerdo. Fuentes allegadas al equipo dicen que, minutos antes de que terminara el plazo de contrataciones, Prescott estuvo a punto de firmar un contrato a largo plazo con los Cowboys, pero una cláusula impidió la firma, por lo que Prescott jugará con la etiqueta de jugador franquicia en la siguiente temporada, con un sueldo garantizado de 33 millones de dólares.


La presión para el quarterback es mucha. En redes sociales aficionados de Dallas han arremetido en su contra y han dicho que un jugador de sus características no merece el sueldo que exige e incluso algunos ya están pensando en un posible reemplazo. Sin embargo, aunque a muchos no les agrade, Prescott será el mariscal de campo de la franquicia por muchos años más.


Sin Jason Garrett, el equipo de Dallas podrá alcanzar su potencial sin necesidad de tener que reparar las fallas que cometía su head coach. Con Mike McCarthy como líder, las esperanzas de mejoría de los Cowboys son muchas; una cosa es clara, tienen que poner manos a la obra y demostrar que pueden ser un equipo competitivo o el tiempo de Prescott y McCarthy en Dallas podría ser más corto del que piensan.

Predicción récord 2020: 10-6

Rango de victorias: 7 a 11


New York Giants

Récord temporada 2019: 4-12

En la NFL hay jugadores que son tan buenos, como Barry y Deoin Sanders, que únicamente con su talento logran hacer competitivos a sus equipos. Algunos otros, como Calvin Johnson y Tony González, tienen carreras brillantes, pero juegan en equipos tan malos que nunca se les presenta la posibilidad de competir por un Super Bowl.


La llegada de Saquon Barkley a Nueva York significó el nacimiento de una nueva estrella en el roster de los Giants, luego de que la anterior, Odell Beckham, salió por la puerta de atrás. La franquicia estaba lista por construir un equipo competitivo alrededor de su corredor estrella.


Con todo y las buenas intenciones, la reconstrucción en Nueva York tiene toda la pinta de ser un fracaso. En 2019, tras más de una década como quarterback titular, Eli Manning cedió su puesto al novato Daniel Jones.


En su primer partido al mando, en la semana tres, Jones venció sorpresivamente a los Tampa Bay Buccaneers, y la semana siguiente dio un mejor partido en contra del Washington Football Team. Los aficionados de los Giants se sorprendieron luego de que el quarterback resultó ser mejor jugador de lo que esperaban, pero la ilusión duró poco tiempo y el equipo de Nueva York perdió los siguientes nueve partidos.



En la semana 15, se desquitaron con los Miami Dolphins y en la semana 16 derrotaron por segunda vez al Washington Football Team. En la última semana fueron derrotados por los Cowboys.


Durante la offseason de cara a la temporada 2020 el equipo no mostró una mejoría significativa. Reforzaron su defensa con el linebacker Blake Martínez, el cornerback James Bradberry y seleccionaron en el draft al tacle ofensivo Andrew Thomas y al safety Xavier McKinney.


Con todo y sus nuevos jugadores, siguen siendo un equipo muy inferior a sus rivales divisionales. Para competir en su división necesitarían un verdadero milagro, que Saquon Barkley corriera, pasara, lanzara y defendiera, además, que Dallas y Philadelphia tengan temporadas desastrosas.


El segundo año del head coach Joe Judge será bastante complicado y, si quiere sacarle provecho a sus novatos, tendrá que esperar hasta 2021.

Récord temporada 2020: 4-12

Rango de victorias: 2 a 7


Washington Football Team

Récord temporada 2019: 3-13

El Washington Football Team es un auténtico desastre. El problema menos grave del equipo se llama “temporada 2020”. A lo largo de esta offseason, luego de los acontecimientos sucedidos después de la muerte de George Floyd, en la ciudad de Washington se reinició la antigua discusión sobre el significado racista que tenía el nombre de “Washington Redskins”.


En gran parte de la historia de Estados Unidos, “Redskins” fue un nombre con el que se denigró a la comunidad de nativos americanos. Durante muchos años organizaciones hicieron peticiones al dueño del equipo, Daniel Snyder, para que cambiara el nombre, sin embargo, años antes el dueño había comentado en una conferencia de prensa que nunca cambiaría el nombre del equipo.


En mayo de 2020, sus principales patrocinadores: FedEx, Pepsi y Nike, amenazaron al equipo que si no cambiaba el nombre ellos retirarían su apoyo económico. Con tal de no perder los patrocinios, Snyder se vio obligado a anunciar que “revisarían el nombre”.

El 23 de julio anunciaron que durante esta temporada llevarían el nombre de Washington Football Team, en lo que analizan un nuevo nombre e imagen.



Ojalá que el mayor problema del equipo fuera su cambio de imagen, pero no, desafortunadamente no lo es. El 17 de julio de 2020, el Washington Post publicó un reportaje en el que quince empleadas del equipo denunciaron distintos tipos de acoso que sufrieron cuando trabajaron en el equipo.


En el reportaje se exhibe un sistema que era perpetrado por algunos de los principales ejecutivos del equipo, ante la mirada pasiva del dueño Dan Snyder, que, según las empleadas entrevistadas en el reportaje, no hizo nada a pesar de conocer la situación.


Desafortunadamente, lo que se describe en el reportaje del Washington Post muy probablemente no es un problema exclusivo del equipo de Washington, pero si es un duro golpe a la credibilidad de un equipo que hace mucho tiempo dejo de ser relevante.

Una franquicia que en los últimos años pareciera que está maldita, que lleva casi tres décadas sin llegar al Super Bowl y en la que dos de sus últimos quarterbacks, Robert Griffin III y Alex Smith, sufrieron lesiones horribles que casi los alejan de las canchas, en el caso de Smith, por poco le cuesta la pierna.


Es momento de un cambio en Washington. Los cambios son difíciles, más el de un equipo tan tradicional, sin embargo, el cambio de nombre corregirá una situación injusta para los nativos americanos y demuestra que el racismo, al menos en los deportes de Estados Unidos, no será tolerado.

Ron Rivera es el head coach más valiente de la NFL, probablemente es el único que se atreve a intentar el complicado reto de arreglar el desastre que es el Washington Football Team. Para su fortuna, en el draft tomaron al mejor jugador disponible, el defensive end Chase Young, que en un futuro será fundamental para que el equipo resurja de las cenizas.

Predicción temporada 2020: 3-13

Rango de victorias: 0 a 4

Danos tu opinión