Te extraño, béisbol


Los amantes del "Rey de los Deportes", seguimos esperando el día en que las butacas de los estadios se llenen y exploten nuestras emociones

Han pasado más de diez días desde el 26 de marzo, día en el que pudo haber dado inicio la temporada regular 2020 de las Grandes Ligas; en tiempo béisbol se traduce a 193 partidos que no he visto o mil 737 entradas que no me han emocionado,porque simplemente no existieron; la razón, todos la saben...

Tal vez el beisbol sea lo más insignificante ahora, pero extraño las tardes en las que caminaba 15 pasos desde mi cuarto hasta la sala de mi casa, tomaba el control y presionaba el botón rojo mientras extendía mi brazo; ahora que lo escribo, me doy cuenta lo tonto que era hacer eso, porque la televisión enciende aun cuando el control está apuntando a otro lado; eso lo descubrí hace ya un tiempo, el día que me senté sobre él y se cambió de canal; esa vez me perdí un hit de David Ortiz. En fin, luego de encender el televisor de una manera un tanto estúpida, siempre buscaba, entre los cuatro canales de deportes, el partido más interesante y me ponía a disfrutar de un buen juego de pelota; algunos más emocionantes que otros, pero al fin de cuentas béisbol.

El inicio de esta temporada me emocionaba mucho; quería volver a ver jugar a mi equipo: los Red Sox. Pero tengo que admitir que el encuentro que esperaba con más ansias de la primera fecha, como todo buen fanático del béisbol, era el clásico entre los Dodgers vs lo Giants. La cartelera del 30 de marzo también me ponía feliz, pues el clásico entre los Mets y Phillies estaba programado.

Me encantaría que todo esto pasara tan rápido como una recta de Chapman o tan fugaz como un robo de “Javi” Báez y poder ver nuevamente el diamante en su máximo esplendor.

Hoy solo queda hacer caso a las señas de espera que manda el coach y confiar en que los expertos en la salud darán el hit. Fanático del béisbol que lees esto, recuerda que para este equipo es mejor un safe en home que un out.

Danos tu opinión