Se suspenden ligas y comerciantes se ven afectados


Ligas locales, las Grandes Ligas y la Liga Mexicana de Beisbol han suspendido su actividad, y eso ha afectado a las personas que recibían ingresos gracias al béisbol

El béisbol y otros deportes se han visto afectados a causa del Covid- 19. Pretemporadas han sido canceladas y el inicio de algunos torneos, que ya tenían fecha de inicio, se han postergado de manera indefinida.

A través de un comunicado, informó que se cancelarían los juegos de entrenamiento de primavera de Las Grandes Ligas y que el inicio de temporada, que se tenía contemplado para el jueves 26 de marzo, sería aplazado. En un intento de mantener al público del en casa, la MLB ha transmitido partidos clásicos a través de sus plataformas digitales con el hashtag #OpeningDayEnCasa.

En México, los casos confirmados de Covid-19 aún no son tantos como en Estados Unidos; sin embargo, las cifras van en aumento y por esta razón la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) que tenía contemplado el inicio de la temporada para el lunes 6 de abril, ha decidió posponer la fecha hasta el lunes 11 de mayo.

A nivel local también se han suspendido juegos: el Torneo Regional 2020 se pausó cuando los equipos de Brujos, Servigas, La Tribu y Villahermosa estaban por disputar la semifinal; otras ligas como El Granjero, Satélite, Liga Jilotepec, Liga de las Aztecas..., han detenido su actividad.

La suspensión de las ligas en Ciudad Juárez no solo ha dejado a cientos de peloteros sin beisbol, hay otro problema: en todas las ligas de la ciudad siempre hay una o varias personas que venden toda clase de productos; desde una refrescante botella de agua o un refresco, hasta un paquete de semillas para acompañar un juego de pelota; sin embargo, hoy el coronavirus les ha bloqueado lo que muy probablemente era su única fuente de ingreso.

Sílvia Gurdián es una comerciante de sodas, papitas, dulces, nachos, entre otros productos en la liga El Granjero, y ahora su situación se ha tornado un tanto complicada, pues lo que ganaba al vender en los campos de béisbol era su única forma de obtener dinero. “Cuando uno es comerciante todos los días uno genera dinero y póngale que no todo es para gastar, pero si hay una necesidad que cubrir de ahí pellizca uno poquito”, mencionó Sílvia.

Pausar la liga no solo implica dejar de practicar un deporte, pues para muchas personas se ha convertido en la base de su economía. Creo que también les afecta a los ampáyeres, a la señora del otro puesto, a la misma Liga y al señor del mantenimiento que recibe su pago semanal”, concluyó la vendedora.

Danos tu opinión