Se prepara la Femebox para el regreso de los boxeadores


Los pugilistas serán sometidos a una serie de pruebas físicomédicas antes de volver a sus actividades regulares.

A través de una videoconferencia de prensa transmitida por la página de Facebook de la Federación Mexicana de Boxeo (Femebox), se dieron a conocer las medidas que tomarán los entrenadores para preparar el regreso de los boxeadores a sus actividades regulares.


La videoconferencia “Regreso a la actividad deportiva del boxeador” se trasmitió de manera gratuita y forma parte del Ciclo de conferencias con motivo de la pandemia por covid-19 que organiza la Federación Mexicana de Boxeo. La charla fue impartida por el profesor Octavio J. Robles Herrera, entrenador tres estrellas de la International Boxing Association (aiba) y entrenador nacional auxiliar de la selección nacional de boxeo.


Durante la videoconferencia, Robles Herrera señaló que aún no se tiene una fecha oficial para el regreso de los boxeadores al ring, pero a pesar de ello se tomarán las medidas sanitarias de protección establecidas por las autoridades de salud, tanto en el gimnasio como para entrenadores y deportistas, mismas que se basarán en una batería de test para boxeo que servirá para evaluar la preparación de reintegración a la actividad deportiva.


La batería de test consta de 8 pruebas de fuerza y resistencia en los que podrán definir el estado de entrenamiento del boxeador. Cada actividad tiene establecido un objetivo distinto, pero todos con el mismo propósito de verificar la capacidad física de los deportistas.


Además, dijo que lo principal será realizar una evaluación médica que consta de con un examen general y algunos estudios especiales como un electrocardiograma, TAC de cráneo, encefalograma y otros estudios paraclínicos necesarios para comprobar su estado de salud. A su vez, se les dará un tiempo de adaptación al entrenamiento que será de dos semanas como mínimo; al principio los test tendrán ejercicios muy básicos y poco a poco se volverán más exigentes y pesados. “Al finalizar las dos semanas de adaptación, se deberán hacer evaluaciones morfofuncionales que les darán los parámetros más cercanos al estado físico del atleta”, agregó Robles Herrera.


​Al respecto, detalló que se les realizará una prueba de esfuerzo en banda con monitoreo cardiaco, una evaluación psicodeportiva, nutricional, de fuerza y de velocidad de reacción, aunque los últimos tres serán opcionales.


Después de haber concluido con las actividades, se les hará una prueba de golpeo, un test de preparación técnica y de destreza para evaluar la rapidez de los golpes correctamente ejecutados y la fuerza, velocidad, resistencia, habilidad y coordinación con la que regresaron.


Finalmente, Octavio Herrera señaló que a pesar de que puedan darse casos de frustración entre los atletas por no alcanzar el nivel al que estaban acostumbrados, se espera que con esta guía se adapten fácilmente.

Danos tu opinión