Se manifiestan pacíficamente en contra de los discursos de odio

El día de hoy, un grupo conformado por universitarios, académicos, escritores, promotores culturales, críticos, miembros de diversos colectivos y de la comunidad LGBTQ+, se manifestaron pacíficamente contra la decisión tomada por el Ayuntamiento de Juárez el pasado 29 de julio en sesión de Cabildo, de rechazar el decreto LXVI/RFCNT/ 0354/2019 relativo al libre desarrollo de la personalidad. La manifestación, convocada a través de redes sociales hace dos días, se llevó a cabo en la explanada frente al edificio de la Presidencia Municipal a partir de las 10:00 de la mañana.

La mal llamada “Ley Anti familia”, nombre otorgado por algunos medios de comunicación del estado, así como algunas cuantas asociaciones civiles, grupos religiosos y políticos de ideología de derecha, fue un dictamen con carácter de decreto para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado en materia de derechos humanos y fue presentado por los diputados integrantes del Partido Acción Nacional (PAN) durante la sesión de Congreso el pasado 30 de mayo.

Dieciséis votos a favor para desechar dicho decreto fueron emitidos por regidores municipales y por el alcalde Armando Cabada el pasado lunes, alegando una serie de supuestos y absurdos en torno a las reformas, mismas que, según sus argumentos, abrirían la puerta a la zoofilia, pedofilia, poligamia y propagación de prácticas homosexuales. Esto llevó a un sector de la sociedad a tomar una postura en contra de dichos argumentos, que vulneran los derechos de la comunidad LGBTQ+ y feminista.

Lectura de posicionamiento en contra de discursos de odio / Foto: Gustavo Torres /

La manifestación dio comienzo alrededor de las 10:30 de la mañana, con la lectura de un pronunciamiento emitido el pasado 30 de julio de forma electrónica y que se puede leer en Facebook, en el que “se rechaza el lenguaje de odio reproducido durante las sesiones de Cabildo por parte de facciones edilicias de derecha y grupos conservadores en pro de la familia”. Después, varios participantes tomaron el estrado para también manifestar su descontento a través de lecturas de poemas o pronunciamientos personales.

Performance durante la manifestación pacifica / Foto: Gustavo Torres /

Media hora más tarde, Déborah Álvarez, representante del grupo Fanny Mujeres Transgénero, llevó a cabo un performance que consistió en la colocación de una enorme bandera del orgullo gay sobre la explanada de la presidencia para luego poner una manta al centro que decía “Cabada votó x que me maten”. Luego tomó su posición enseguida de la manta color blanco, pronunció en voz alta “esto es a nombre de nuestro presidente” y procedió a verter sobre su cuerpo una botella de agua pintada con colorante rojo, para luego quedar recostada por varios minutos en el suelo, a pesar de las altas temperaturas registradas esta mañana.

“Este señor votó porque nosotras seamos muertas, así de sencillo. Somos parte de todas las familias, yo creo que me quedo con eso porque todos somos parte de todas las familias. No pertenezco a la familia tradicional pero sí pertenezco a una familia”

Durante la manifestación, que terminó alrededor del mediodía, no hubo ningún tipo de pronunciamiento por parte de las autoridades municipales.


“¿Quién vota en contra de los Derechos Humanos? Los representantes de los juarenses que ganan alrededor de 79 mil pesos con recursos públicos” – Hernán Ortiz


#AvenidaDesierto tuvo oportunidad de entrevistar a varios de los participantes en la manifestación. Uno de ellos fue Hernán Ortiz, coordinador de Ciudadanos por una Mejor Administración Pública (CIMAP) y profesor investigador de la UACJ, que habló acerca de la falta de claridad en varios regidores al votar en contra del decreto. “Dijeron que era a favor de la pedofilia, que iba a convertir a la gente en perros y las bases de sus argumentos eran videos de Loquendo, memes de Facebook y una cantidad de absurdos que nadie sabe de dónde los sacaron".

Los participantes tuvieron la oportunidad de manifestar sus inconformidades con las decisiones tomadas por Cabildo Foto: Gustavo Torres /

Así mismo, mencionó que es inadmisible que se le pague a cada regidor poco más de setenta y nueve mil pesos para tomar decisiones sin conocer la información de lo que están votando, “con fundamentos que rayan en la fantasía, poco o nada inteligentes”. Agregó también que el Cabildo votó en contra de toda la legislación mexicana y de los derechos de las personas para decidir libremente como construir su identidad pero en favor de que la identidad sea impuesta.

Por su parte, Antonio Rubio Reyes comentó que la convocatoria fue apresurada pues la votación de Cabildo se llevó a cabo el pasado 29 de julio y las reacciones fueron inmediatas en el sentido de que no se estaba de acuerdo con el discurso de odio. “Tuvimos que hacerlo lo más rápido posible, la organización fue de dos, tres días, fue rápido y tuvo cierta repercusión”, dijo Rubio Reyes. Dijo también que la comunidad joven y universitaria tiene una postura más crítica pues “hay desinformación absoluta desde lo que se divulga desde Cabildo al exterior” y que no están de acuerdo con esos discursos que generan violencia, por lo que se tomó la decisión de manifestarse pacíficamente.

“Si estamos viendo que se reproducen ciertos lenguajes de violencia y que no van a desaparecer de un día para otro, debemos combatirlos pacíficamente desde la protesta y la literatura, se tiene que continuar”

Activistas, artistas y promotores culturales decidimos hacer esta invitación a la ciudadanía para que se sumaran a manifestarse pacíficamente en contra de las decisiones tomadas en Cabildo, sobre todo la relacionada con la negativa a aprobar la Ley para el libre desarrollo de la personalidad, y que esa decisión afecta, entre otros, a la comunidad transgénero, a colectivos feministas y otras minorías”, dijo César Graciano, escritor juarense y participante en la manifestación. Al preguntarle sobre la labor que han hecho los medios locales en la cobertura de estos temas, el también periodista egresado de la UACJ dijo que los medios tienen una gran responsabilidad para con la sociedad pues forman opinión.

Los participantes invitaron a dejar de lado los discursos de odio / Foto: Gustavo Torres /

Graciano comentó que en muchos casos “hay una desinformación en las personas que manejan las redacciones y reportean, así como un sesgo político, social y económico al editorializar” para luego mencionar que en el caso de las minorías

“a los medios les ha sido redituable tener una postura casi de extrema derecha, lo cual afectó para que la gente supiera de qué se trataba esta ley…se ridiculizó, se dijo que se iba a legalizar el satanismo (cosa que no está prohibido desde el punto de vista legal), que la gente se iba a casar con perros, cuando la propuesta nunca menciona nada de eso sino que simplemente busca que las personas sean libres para hacer con su vida lo que les plazca pero que no abre la brecha a ninguna de estas cosas”

Puntualizó que todo eso provoca que la ciudadanía que consume dichos medios se envuelva en una espiral constante de desinformación.

Tanto los entrevistados como el resto de los participantes, invitaron a la comunidad juarense a sumarse a este tipo de actos pacíficos en pro de los Derechos Humanos de las minorías, dejando de lado discursos generadores de violencia, que no permiten alcanzar un estado de paz en Ciudad Juárez.

Danos tu opinión