Rusia queda fuera de cualquier disciplina deportiva por manipulación en pruebas de dopaje


Cualquier evento deportivo de talla internacional queda prohibido por cuatro años para el país más extenso del mundo

Rusia quedó vetada de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y del Mundial de Fútbol en Qatar 2022, debido a pruebas de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que indicaron que los resultados de antidopaje entregados en enero del 2019 fueron manipulados.

Los deportistas rusos podrán participar en dichos mundiales si se logra verificar que no recurrieron al dopaje. También, tendrán que utilizar una bandera neutral en caso de competir.

En 2014, Grigori Rodchenkov, un químico ruso director de los laboratorios de antidopaje en Moscú, liberó pruebas que indicaban que él mismo suministraba sustancias ilegales en los deportistas, que después encubría para que los análisis de orina dieran negativo en uso de drogas. Toda esta información fue mostrada dentro de un documental producido por Netflix, llamado: Ícaro. Dicho documental ganó el premio Òscar, en el 2018, al mejor documental largo.

Grigori ahora es un testigo protegido por Estados Unidos y tras las pruebas que presentó la Agencia Mundial Antidopaje, se ha creado la Ley Rodchenkov. Una ley que está pendiente de la validación del senado y de la firma de Donald Trump. En ella se señala cárcel de hasta diez años a los deportistas que recurran a métodos dopantes, con multas aproximadas a los 850.000 euros. 

Durante este periodo, el suelo ruso no podrá ser sede de ningún evento internacional. ¿Será considerada justa sanción por parte de los deportistas que perdieron medallas frente a atletas rusos?

Danos tu opinión