Regresaron los partidos de la MLB

#Deportes #MLB #Baseball

Una rodilla en el césped en señal de apoyo al movimiento Black Lives Matter, batazos que mandaron la bola para fuera del parque y una lluvia que obligó a parar el partido fueron algunas de las cosas que se vieron en el regreso de las Grandes Ligas

El jueves 23 de julio fue el día en que La Mejor Liga de Beisbol regresó luego de que la pandemia por covid-19 retrasara la apertura de la temporada 2020. El inicio se dio en medio de una ola de contagios de jugadores, entrenadores y staff.


Los equipos encargados de protagonizar el “opening day” fueron los Yankees de New York y los actuales campeones, los Nacionales de Washington. Ese mismo día, pero tres horas después, se disputó el partido entre los Dodgers de Los Ángeles y los Gigantes de San Francisco.


Yankees vs Nacionales

El primer encuentro de la inauguración se disputó en Washington, en el Nationals Park. Antes de que el juego iniciara, los jugadores de ambas escuadras se hincaron y tomaron una manta de color negro como un símbolo de apoyo hacia el movimiento Black Lives Matter.


Ya en el partido y en la primera entrada, los Yankees serían los primeros en atacar. El segundo bate de la escuadra neoyorquina, Aaron Judge, fue el primero en colocarse en las almohadillas luego de conectar un sencillo que se internó en el jardín izquierdo. Posteriormente vendría el cuarto al turno, Giancarlo Stanton, para conectar el primer cuadrangular de la temporada y poner el partido dos a cero.


En el cierre de la primera entrada, los Nacionales también demostrarían su poderío con el garrote luego de que Adam Eaton conectara el lanzamiento del ex pitcher de los capitalinos, Gerrit Cole, para mandarlo fuera del parque. La primera entrada concluyó dos a uno a favor de los Yankees, luego de que la escuadra de Washington no pudiera hacer nada más que el cuadrangular solitario de Eaton.


En el segundo episodio, ambos lanzadores colgaron el cero en la pizarra; sin embargo, en lo alto del tercero, Max Scherzer comenzaría dando base por bolas a Tyler Wade, luego vendría Judge con otro imparable por el jardín izquierdo que puso la pizarra tres por uno. Los Nacionales ya no conseguirían ninguna carrera.


En la cuarta entrada, otra vez ambos tiradores se bajaron del montículo sin permitir carreras. Ya en lo alto del quinto episodio los Yankees lograron llenar la casa; sin embargo, solo lograron anotar una carrera. En el cierre, otra vez Gerrit Cole impidió que su exequipo le hiciera daño alguno. En el primer tercio de la sexta entrada, cuando los neoyorquinos tenían hombres en primera y tercera base, el partido tuvo que ser suspendido por la lluvia y concluyó con un marcador de cuatro por uno a favor de los de New York.


Dodgers vs Gigantes

Al igual que en Washington, antes del partido los jugadores colocaron una rodilla en el césped y tomaron una manta color negro en apoyo al movimiento en contra del racismo. Una vez que inició el juego, en las primeras dos entradas los lanzadores de ambas escuadras lograron colgar ceros en el marcador. Sería hasta el tercer inning cuando los Gigantes llenaron las bases y Sandoval bateó un elevado de sacrificio con dirección al jardín izquierdo para que Heineman anotara. Los Dodgers cerraron sin hacer daño.



En el cuarto episodio los de San Francisco no lograron anotar carreras; sin embargo, sería la escuadra la de Los Ángeles la que atacó; un sencillo de Hernández al jardín central traería la carrera del empate al plato. El partido permaneció empatado uno a uno durante el quinto y sexto rollo.


En la séptima entrada, nuevamente los Gigantes no pudieron hacer carreras. La historia sería totalmente diferente para los Dodgers que, luego de una racha positiva con el bate, lograron llevar a Betts, Turner, Seager, Hernández y a Pederson al plato; lo que puso el partido seis a una a favor de la novena de Los Ángeles.


El inicio del octavo episodio nuevamente dejaría sin carreras al equipo de San Francisco. Los Dodgers fueron los que anotaron otras dos carreras; Taylor se encontraba en la antesala y un cuadrangular de Hernández por la parte izquierda sentenció el partido. Los Gigantes ya no pudieron hacer nada en la novena y el partido terminó ocho por uno a favor de la escuadra de Los Ángeles.

Danos tu opinión