Previa de la división norte de la Conferencia Nacional

La guerra de las 100 temporadas


Es fácil decir (o escribir) “100 años de historia”, son cuatro palabras en total y ni siquiera logran formar una oración como tal. Sin embargo, sería una enorme falta de respeto si solo dejara esta frase en el aire. Para los Green Bay Packers y los Chicago Bears ha sido un siglo lleno de grandes batallas y leyendas.

Del lado de los #Packers han figurado grandes nombres como los de Brett “el general” Favre, Bart Starr y Aaron Rodgers. Mariscales de campo que dieron sus mejores partidos en contra de los #Bears. Como en 1995 cuando en la última semana de esa temporada, los Packers y Bears jugaban por un lugar en playoffs; Favre había sido duda para el partido durante toda la semana, no obstante, empezó el juego e hizo una de las mejores actuaciones de su vida (5 touchdowns y 397 yardas lanzadas).

Imagen de sportslogohistory.com

Sin ir tan lejos, durante el inicio de la temporada pasada, la afición del Lambeau Field presenció una noche mágica de Aaron Rodgers quien, a pesar de haber sufrido una lesión al inicio del partido, remontó un marcador adverso y le dio una muy dulce victoria a los Packers.

Imagen de sportslogohistory.com

A pesar de eso, los Packers nunca podrán igualar al mítico equipo de los Osos de 1985. Un equipo que tenía una defensa espectacular, tan buena que pelea el puesto de “mejor equipo de la historia” con los Miami Dolphins invictos de 1972. Con un récord de 15 victorias por una sola derrota, los Osos llegaron al Super Bowl “caminando” en el cual derrotaron de forma violenta a unos New England Patriots que no opusieron resistencia.

Estos dos equipos han disputado 200 partidos entre ellos, 97 victorias para Green Bay, 95 para Chicago y 8 empates. De esos 200 juegos, 27 han sido en el kickoff de la NFL; cada bando tiene 13 victorias y han empatado una sola vez, por lo que este 5 de septiembre de 2019, cuando se celebren 100 años de la NFL, uno de ellos se llevará la ventaja y la estadística a casa.

División norte de la NFC

Durante la temporada pasada, los equipos de esta división bajaron mucho su nivel. De aquellos #Vikings que lograron el “Minnesota Miracle” y fueron apaleados después por las Philadelpia #Eagles, solo queda un simple recuerdo. Los Green Bay #Packers dependieron, otra vez, de las lesiones de Aaron Rodgers y no pudieron entrar en ritmo durante la temporada. Los Detroit #Lions están atravesando una etapa de “reconstrucción” por lo que no hay mucho que rescatar de su temporada, mientras que los Chicago #Bears se perfilan como favoritos al #SuperBowl y candidatos número 1 a ganar la división.

Imagen de spanishbowl.com

Chicago Bears

Cada vez que se pregunten el porqué a los pateadores de la #NFL se les pagan millones de dólares, reproduzcan los últimos minutos del partido de ronda de comodín entre los Chicago Bears y las Philadelphia Eagles. Un error del pateador fue lo que hizo que los Bears pasarán de ser serios candidatos al Super Bowl a simplemente estar eliminados.

Los Osos de la temporada pasada tenían todo para ir al super domingo, un quarterback que cometía pocos errores, un ataque terrestre muy bueno, una línea defensiva temible y una secundaria muy eficiente. Con un récord de 12 victorias y 4 derrotas la eliminación en wildcard fue una gran sorpresa para toda la NFL.

Imagen de primeroydiez.com

Este año los Bears siguen prácticamente con los mismos hombres en la defensa, el regalo de los Oakland Raiders, Khalil Mack, promete tener una segunda temporada arrolladora. Asimismo, añadieron a su secundaria al safety Ha Ha Clinton Dix, proveniente de los Washington Redskins.

Del lado ofensivo Mat Nagy confiará en la eficiencia de Mitchell Trubisky; para los Bears no es necesario que Trubisky demuestre todo su potencial de quarterback de primera ronda del draft, si logra disminuir su porcentaje de errores lo máximo posible será suficiente para que su equipo empiece a ganar partidos.

Como incorporaciones relevantes los Bears draftearon al corredor de Iowa State, David Montgomery, y al receptor de la universidad de Georgia, Riley Ridley, además de contratar al receptor Cordarrelle Patterson de los Oakland Raiders.

Esta más que claro que el peso del equipo recaerá en la defensa. Mientras ningún hombre importante se lesione, Trubisky sea lo más eficiente posible y el pateador Eddy Pineiro, contratado esta temporada, esté listo para los goles de campo decisivos, muy pocos equipos podrán detener a los Osos.

Predicción: 11-5

Detroit Lions

Una costumbre bastante peculiar que existe en la NFL es la de contratar a entrenadores que pertenecen al staff de equipos ganadores. En solo dos años los New England Patriots han tenido que cambiar a sus coordinadores defensivos porque estos han sido contratados como head coach en otros equipos como Matt Patricia en 2018 y Brian Flores en 2019.

Imagen detroirnews.com

Los Detroit Lions confiaron en que Matt Patricia llevará un poco de la magia de los Patriots a la ciudad donde Henry Ford hizo su más grande invento. Para Patricia el primer año fue duro, como era de esperarse, pues el equipo tenía muchas limitantes para afrontar la temporada 2018-2019.

En esta temporada 100 se espera que comience a dar los primeros frutos, si bien las 6 victorias que consiguió la temporada pasada no fueron malas, son indicios de que en esta las cosas pueden mejorar.

En el draft seleccionaron al ala cerrada, T.J Hockenson, proveniente de Iowa, y al linebacker de la universidad de Hawaii, Jalahani Tavai. También incorporaron a viejos conocidos de Nueva Inglaterra como el liniero defensivo estelar, Trey Flowers y al receptor Danny Amendola que anduvo de paseo una temporada en Miami.

Para Mathew Stafford esta temporada podría ser la ultima que le quede para demostrar si realmente es jugador franquicia u otro más del montón. De las 11 temporadas que tiene en el equipo ha llegado 3 veces a playoffs y en las 3 ocasiones los Lions fueron eliminados en ronda de comodín.

Predicción: 9-7

Green Bay Packers

Después de que los Packers derrotaran de una forma tan espectacular a los Bears en la semana 1 de la temporada pasada, no era raro pensar que quizás tenían material suficiente para llegar a playoffs, pero los juegos en las primeras semanas suelen ser engañosos y los Packers fueron muestra de ello.

imagen de bussinessinsider.com

Los pésimos resultados del equipo hicieron que los directivos despidieran al head coach Mike McCarthy en la semana 13. Para esta temporada, el joven Matt LaFleur de 39 años hará su debut en la liga como entrenador en jefe. Tendrá la difícil tarea de mandar las jugadas a un experimentado, y prácticamente leyenda del equipo, Aaron Rodgers que entrará en su temporada 14 como quarterback de los Packers.

En el draft de este año los Packers aprovecharon sus dos selecciones de primera ronda y firmaron al liniero defensivo estrella de la universidad de Michigan, Rashan Gary, y al safety de la universidad de Maryland, Darnell Savage. Ellos junto con los esquineros drafteados en las dos primeras rondas del draft de 2018, Jaire Alexander y Josh Jackson, tendrán la encomienda de hacer funcionar a la débil defensa de Green Bay.

La baja más importante para este equipo fue la salida de su linebacker titular, Clay Matthews. Matthews fue un símbolo de la defensa de Green Bay a lo largo de su carrera. Era imposible no verlo dentro del campo; tacleaba, capturaba quarterbacks, quitaba balones y algunas veces hasta interceptaba. Su partida a Los Ángeles Rams dejará un enorme hueco en la defensa de Green Bay.

Los jugadores de este equipo tendrán que recuperar la confianza en si mismos, Aaron Rodgers no estará para siempre y este es un buen momento para aprovechar todo lo que tiene. Si la línea ofensiva consigue protegerlo lo suficiente para que tenga el tiempo para lanzar y la defensa mejora su nivel de juego, podrían ser candidatos para llegar a playoffs.

Predicción: 8-8

Minnesota Vikings

Tras la dura eliminación sufrida en la temporada 2017 en la final de conferencia ante las Philadelphia Eagles y después de que pasara la emoción del “Minnesota Miracle”, los Vikings se deshicieron de sus quaterbacks de esa temporada. Sam Bradford demostró ser más frágil que un cristal y Case Keenum no convenció al staff de Minnesota para quedarse con el puesto de mariscal de campo titular.

Imagen de UPI.com

La llegada de Kirk Cousins de los Washington Redskins hacia que los aficionados tuvieran esperanza de que su equipo volviera a playoffs e incluso llegará hasta al Super Bowl. Desafortunadamente, no fue la temporada que esperaban, a pesar de que Cousins logró sus máximos números en yardas lanzadas (4298) y en pases de touchdown (30).

Para esta temporada, los Vikings pondrán toda su producción ofensiva en uno de los dúos de receptores más letales de la liga, Stephon Diggs y Adam Thielen. Ellos tendrán la responsabilidad de llevar los pases de Cousins hasta la zona prometida.

La defensa de Minnesota es casi la misma que la temporada pasada, Xavier Woods, Harrison Smith, Eric Kendricks y Anthony Barr deberán continuar o mejorar su nivel de juego para que esta temporada mejoren el nada exitoso récord de 8 victorias, 7 derrotas y un empate.

Los Vikings usaron el draft para reforzar a su ofensiva con la selección de los novatos Garrett Bradbury, liniero ofensivo de North Carolina State, Irv Smith, ala cerrada de Alabama, y Alexander Mattison, corredor de Boise State.

Los Vikings tendrán una temporada difícil. Sin tener un rumbo fijo, los dirigidos por el head coach Mike Zimmer remarán contra corriente en una división en la que, si bien les va, califican como comodín.

Predicción: 7-9

Danos tu opinión