Piel de segunda


La venta de ropa de segunda mano por internet ha permitido a Valeria Tolentino, vivir de un modelo de economía alternativa, mientras contribuye para reducir el fenómeno del fast fashion

Tres Líneas es una tienda de ropa de segunda de segunda mano por internet a cargo de Valeria Tolentino y más que un pasatiempo o un ingreso extra, se ha convertido en su principal fuente de ingresos económicos.

"Yo inicié a vender ropa, porque tenía mucha que me sobraba, pero me daba pereza ponerme a fuera de mi casa y hacerlo de la manera convencional. Mi hermana me enseño que había grupos de Facebook en que las chavas vendían o cambiaban ropa. (…) Empecé vendiendo mi ropa, que estaba en muy buen estado, porque necesitaba dinero. Me di cuenta de que a las personas les gustaba la ropa que yo vendía, que era mía. Luego, comencé a ir a tianguis y bazares y encontraba ropa que no era de mi talla, pero sabía que la podía vender, porque era algo que yo me pondría. Así empecé y un día decidí a vivir de eso. Hace como un año y medio o un poco más, decidí dedicarme de lleno a eso y generar ingresos", comenta Valeria.

Tres Líneas busca concientizar sobre el problema del Fast Fashion / Foto: Valeria Tolentino /

Ciudad Juárez es una ciudad peculiar por las dinámicas que en ella se dan. Es una combinación extraña de cultura y convivencia binacional con Estados Unidos que permite que la mayoría de las personas pueda tener acceso a vestir prendas de marcas norteamericanas, incluso de diseñador, a costos realmente económicos. Aclarando que no se trata de las prendas más recientes o de colecciones vigentes, sino de ropa de segunda mano que se encuentra en las tiendas y mercados que se nutren, en su mayoría, de ropa que es traída del vecino país y se venden a los juarenses que buscan opciones económicas para vestir. Tolentino ha sabido sacar provecho a esto y convertirlo en un autoempleo.


  • ¿Se puede vivir de vender ropa de segunda mano por internet?

"Para mí sí, pero es por mi estilo de vida. Yo soy una persona que tiene gustos y requerimientos muy sencillos. Vivo con las cosas que necesito y quiero. En lo que estoy enfocada ahora es conseguir que Tres Líneas me dé el ingreso necesario para pagar mis estudios. Además de lo que ya me da".

Tres Líneas busca concientizar sobre el problema del Fast Fashion / Foto: Valeria Tolentino /

Valeria no sólo ha visto en Tres Líneas una forma de ganarse la vida, sino que ha podido contribuir con causas en las que ella cree de carácter ambientalista y social:

"Mi intención es vender ropa accesible, pero, además, que a las personas les haga sentido comprar ropa de segunda mano. No sólo por una cuestión de moda o estilo, sino por una cuestión de conciencia. Además de que el Fast Fashion (moda rápida) implica mucha desigualdad y explotación social; es una gran fuente de empleo, pero no en condiciones dignas".

De acuerdo con la Organización de la Naciones Unidas (ONU), la industria de la moda es una de las más dañinas para el planeta. La producción masiva de prendas de vestir es la responsable del 20% de las aguas residuales y el 10% de las emisiones de carbono en todo el mundo. Es por esto que es importante la reducción de consumo de ropa nueva y tiendas de segunda mano, ya sean en línea o no, podrían resultar una opción viable a la resolución de este problema global.

Danos tu opinión