"No podemos perder la voz" Expresiones artísticas vs políticas migratorias binacionales


Acompañados de música, cargados con pinturas, brochas y llenos de creatividad, se reunieron la tarde del sábado un grupo de artistas y cantantes fronterizos en el bordo del Río Bravo, justo debajo del conocido “Puente Negro”, para llevar a cabo un evento político-cultural, organizado por la Asamblea Movimiento vs Militarización Ciudad Juárez.

Bajo el sol de las dos de la tarde y durante seis horas, con presencia de militares y Policía Federal, los artistas pintaron justo en las paredes del cauce, diversas obras como símbolos de protesta contra las políticas migratorias de México y Estados Unidos. Sobre todo, para reprochar la construcción del muro y el uso de la Guardia Nacional (GN) como instrumento de control migratorio.

“La solución de los problemas estructurales de la sociedad por medio de muros, exclusiones y el uso de la fuerza no son soluciones políticas ni democráticas. Son por esencia anti-políticas, además de que atentan contra la dignidad humana”, se leyó en el pronunciamiento de Movimiento vs Militarización Ciudad Juárez durante el evento.

Desde el 20 de julio de este año, El Gobierno Federal decidió implementar a la Guardia Nacional como instrumento de control migratorio para ayudar al Instituto Nacional de Migración (INM) a detener a los migrantes y posteriormente trasladarlos a los centros de retención del centro y sur del país. Irving Luevano, vocero del Movimiento vs Militarización Ciudad Juárez, considera que esta política migratoria “no soluciona el problema de fondo, no disminuirá la migración, tal y como no mitigó la criminalidad la militarización de la “guerra contra el narco””.

En el Bordo: ni muros ni militares / Foto Ciela Ávila /

Gero Fong, miembro del Movimiento, considera que la política bajo la que trabaja la Guardia Nacional, “vulnera los derechos de las personas, porque existe un derecho de la migración y ellos no vienen cometiendo ningún delito, y al ponerles estas trabas, los migrantes buscan lugares más peligrosos o recurren a bandas del crimen organizado para poder migrar. El presidente Andrés Manuel López Obrador había prometido que no iba a usar a los militares para reprimir al pueblo, y los migrantes son pueblo”.

Para Fong, México no debe ceder ante Donald Trump sino defender su soberanía como país y sentencia que no se puede permitir que una potencia extranjera dicte la política migratoria del país.

Mientras el tiempo transcurría y los artistas trabajaban arduamente sus obras, el contraste entre la forma de actuar de las fuerzas que resguardan ambos lados de la frontera fue evidente pues cuando un grupo de migrantes caminaba por suelo estadunidense, la Guardia Nacional no se acercó a ellos mientras que la Border Patrol actuó en consecuencia ¡en ambos lados de la frontera! Sin embargo, dicha autoridad los dejó seguir por el borde y en ningún momento el grupo intentó cruzar al otro lado.

En el Bordo: ni muros ni militares / Foto Ciela Ávila /

Grupos de música como Yerbabuena, Tereso, Mx Punk Metal y Sick Ganga, interpretaron varias canciones para hacer un ambiente más ameno, muchas de ellas con temáticas relacionadas a la migración y los retos a los que los migrantes se enfrentan en esta ciudad.

Una vez que se atenuaba el calor y el sol se iba ocultando, los murales estaban casi listos. Al observar el Puente Negro a contraluz y con música de fondo, se percibía un ambiente de lucha, pues ahí en el cauce estaban algunas voces que, por medio del arte, protestaban inconformes una vez más por las políticas de ambos países.

Ilish Fernando Álvarez Gonzáles, muralista juarense, dedicó 24 horas al mural con fondo rojo que lleva las letras en negro “¡Ni Muros Ni Militares!”, en el que además se visualiza la silueta de un soldado y a un lado de él un niño. A través de esta imagen, Illish busca dar un mensaje a la sociedad: que hay personas en contra de la militarización, buscando a otras que comulguen con dicha idea.

En el Bordo: ni muros ni militares / Foto Ciela Ávila /

Una de las obras que llamó la atención por los elementos que la conformaron fue una con dos niños y un muro entre ellos. A su alrededor, objetos del hogar como juguetes y libros. Isabel Cabanillas, una de las autoras del mural y que le dedicó más de 6 horas acompañada de otras dos artistas, mencionó que con la imagen de los niños a la misma altura del muro, se intentó representar que “la humanidad es más grande que un pinche muro... estamos demostrando el amor”.

Además de éstas, hubo más como el rostro de una mujer rarámuri con uniforme militar, que a voz de su creador, el pintor, Ramón Padilla, refleja cómo la cultura mexicana se corrompe con la invasión de militares. Entre otras pinturas, también se incluyó la consigna de “Esmeralda Vive, La búsqueda sigue”, relacionada a la joven desaparecida desde mayo de 2009, misma que su padre José Luis Castillo Carreón ha dedicado 10 años de su vida a buscarla.

Aunque hubo poca asistencia por parte de la ciudadanía, el ambiente y las razones para estar ahí fueron importantes y para Gero Fong es necesario estas manifestaciones de protesta porque dice: “es muy importante que se mantenga en el discurso público la incidencia, que se oiga una opinión distinta, es importante que se diga otra historia. No podemos perder la voz ni quedarnos callados ante un asunto como estos porque puede desembocar en una tragedia, y aunque seamos poquitos es bueno manifestarnos en contra de la militarización”.

Danos tu opinión