Mahomes no será el mejor pagado en la historia de los deportes


La información de distintos reporteros indica que el contrato que Patrick Mahomes firmó con los Chiefs tiene condiciones que dificulta que el jugador cobre los 503 millones de dólares del acuerdo

El pasado 6 de junio todo el mundo de la NFL se llevó una enorme sorpresa; los Kansas City Chiefs renovaron a Patrick Mahomes, MVP del Super Bowl LIV, por los próximos diez años. El nuevo contrato de Mahomes asciende hasta los 503 millones de dólares y ha sido considerado como “el contrato más grande en la historia de los deportes”.


De acuerdo con información de Tom Pelissero, Adam Schefter e Ian Rapoport, el monto total del contrato, sin incluir bonos de rendimiento, es de 477 millones de dólares por diez años (2022-2031). Para que Mahomes cobre todo ese dinero, los Chiefs tienen que ejercer el “Guarantee mechanism”. Según Ian Rapoport, el Guarentee mechanism es una cláusula del acuerdo que consiste en que cada año, a partir de una temporada determinda, los Chiefs decidirán si Mahomes continua en el equipo o no.


Los bonos totales del contrato son de 25 millones. Desde el primer año en que entra en vigor el contrato (2022) Mahomes puede ganar dos bonos de rendimiento: 1.25 millones por llegar al Super Bowl y 1.25 millones por ser MVP de la NFL. Es decir, para cobrar todos sus bonos, el buen Pat tiene que ser el mejor y el más exitoso jugador en la historia del futbol americano.


El acuerdo entre Mahomes y los Chiefs incluye una clausula de 140 millones de dólares asegurados, en caso de que el quarterback se lesione y no pueda volver a jugar, además de otra que prohíbe que el equipo de Kansas cambie al jugador.


Si bien es cierto que, sin importar que Mahomes no cobre el total del acuerdo, la cantidad de dinero y el tiempo del contrato podría asegurarle una vida bastante cómoda por muchos años al quarterback de 25 años, los verdaderos beneficiados del contrato son los Kansas City Chiefs.


Por las siguientes doce temporadas (10 temporadas de la renovación y 2 restantes del contrato de novato) los Chiefs aseguraron la posición de quarterback por una cantidad de dinero relativamente económica.


Según Tom Pellisero, de 2020 a 2022, Mahomes tendrá un impacto promedio en el salary cap de Kansas City de 20 millones de dólares. En 2023 su salario aumentará de 29 a 40 millones de dólares. Si la unión entre Mahomes y los Chiefs llega hasta 2027, el quarterback ganaría 59 millones de dólares (temporada en la que cobraría mayor cantidad de dinero) para terminar cobrando 52 millones en 2031.


De momento, no hay un jugador en la NFL que vaya a ganar más dinero que el mariscal de campo de Kansas, pero muchos de los quarterbacks jóvenes de la liga están a punto de renovar sus contratos, por lo que es seguro que pedirán acuerdos con ganancias similares o mayores.


Además, muy probablemente el salary cap de los equipos aumente considerablemente en las próximas temporadas (tendencia que ha seguido en los últimos años) y que provocaría que para 2023, el salario de 40 millones de dólares para un mariscal de campo difícilmente sea el mejor pagado de la liga.


En los encabezados de los diarios y periódicos suenan muy bien los 503 millones de dólares junto con la frase “el mejor contrato en la historia de los deportes”, pero entre más se analicen las cifras, se descubre que Mahomes perdió su oportunidad para ser asquerosamente millonario. Porque sí, si lo hubiera querido Mahomes podría haber ganado mucho más dinero.


Algunos analistas dicen que en la NFL la mayoría de las veces se te paga por las cosas que hiciste. Mahomes ganó el Super Bowl y el MVP en sus primeras tres temporadas en una franquicia que históricamente ha sido perdedora y que llevaba 5 décadas sin jugar el Super Bowl. Sin duda merecía un contrato multimillonario que le asegurara la vida a él y a su familia por las próximas generaciones, pero los Chiefs le dieron uno que, pase lo que pase, garantiza que la franquicia tenga quarterback barato por la siguiente década.


En los próximos años, algún beisbolista, boxeador o futbolista firmará el próximo “mejor contrato en la historia”. Sin embargo, a diferencia de los jugadores de NFL, los demás deportistas tendrán aseguradas sus ganancias y, probablemente, no deberán ser los mejores jugadores en la historia de sus deportes para alcanzar el monto total de su acuerdo.


La gran lección de esto, sin importar los grandes encabezados y las cifras desorbitantes, es que los dueños nunca pierden.

Danos tu opinión