Look Mom I Can Fly: el estallido mediático de Travis Scott

Luego de la euforia que provocó la salida de #Astroworld, el tercer álbum del rapero oriundo de Texas, Travis Scott, se filmó un detrás de cámaras que se convirtió en el documental Look Mom I Can Fly, el cual narra el proceso creativo del artista; así como la evolución de su público y su vida privada previa y posterior a su nuevo disco.

A lo largo de 84 minutos se muestra el ímpetu y la conexión que Travis tiene con su fanaticada sobre todo cuando se encuentra en su ciudad natal, Houston Texas; pues es aquí donde surge la temática del Astroworld.

Imagen de Texas Monthly

El documental no cuenta con hilo argumentativo y no hay un orden cronológico, por lo cual se toma material de stock y varias video grabaciones que funcionan perfectamente a modo de flashbacks para poder comprender la idea creativa para tener un parque de diversiones dentro del álbum. En estos clips se muestra a un Travis pequeño acompañado de su madre en las instalaciones de lo que fue Six Flags Astroworld y sin darse cuenta el ingenuo, pero perspicaz Jack estaba delante, arriba o abajo, dependiendo del juego mecánico, de lo que es su cúspide y con lo que sería reconocido como un artista completo.

Una de las escenas muestra al rapero escuchando sus melodías, se nota la conmoción y la enjundia con la que trabajan él y sus amigos dentro de varios estudios musicales. Entre los compañeros melómanos destaca la presencia del vocalista de #TameImpala, Kevin Parker quien auxilió en la postproducción.

Posterior a ello, se nos muestra la invitación por parte de la #NFL a Travis con la finalidad de que pueda aparecer dentro del show de medio tiempo en el #SuperBowlLIII. Luego de una breve introducción de la serie animada de Bob Esponja y cuando la mayoría pensó que entonarían Sweet Victory con la banda del personaje de Nickelodeon, aparece el rapero de forma repentina para cantar uno de sus grandes éxitos: Sicko Mode.

Una semana después, los #Grammys resonaban en los oídos del texano, pues sabía que Astroworld estaría nominado en alguna de las categorías para premiación en aquel evento (sobre todo en mejor álbum de rap). Sin embargo, sus rivales musicales tenían proyectos sólidos y con el reciente fallecimiento del rapero Mac Miller que podría influir por la carga emocional en las decisiones de los jueces, Travis se veía más que agobiado.

De manera fortuita, la ganadora del premio a mejor álbum de rap fue Cardi B con su disco Invasion of Privacy, lo que a él no le agradó y salió de las instalaciones enfadado y deprimido por aquella decisión.

Imagen de Julian Bajsel

Casi por finalizar el largometraje, se muestra a un Travis desanimado al volver a Houston para realizar un concierto en el que previo a la fiesta se reúne con el alcalde de la urbe en los backstages y este le da unas palabras de aliento y motivación con el fin de que pueda salir con ese frenesí que lo caracteriza en sus shows; a medida que avanza el show entre carruseles y juegos pirotécnicos, el presidente de la localidad hace acto de presencia y agradece a Travis de manera pública por su filantropía y el apego que tiene con su sociedad texana. No obstante, el premio mayor no eran los elogios ni esa palmadita en la espalda que sirve como estimulante para seguir adelante, sino que, gracias a la macro difusión del álbum, la comunidad del estado pedía a gritos que se reconstruyera lo que algún día fue Six Flags Astroworld y sin escrúpulos el presidente menciona que pondrán manos a la obra con la finalidad de la reinauguración del parque temático y posterior a ello otorga las llaves de la ciudad al rapero al finalizar el espectáculo.


Danos tu opinión