La ‘invasión’ de NXT a WWE y su relevancia en las ‘Wednesday Night Wars’


La ‘invasión’ de NXT a Raw y Smackdown es la historia principal de cara a Survivor Series, ¿pero será suficiente para derrotar a Dynamite en los ratings?

Desde que NXT cambió su formato en 2012 de ‘reality show’ y se convirtió en el territorio de desarrollo de la WWE, ha tenido gran aceptación por parte del público. Figuras como Seth Rollins, Roman Reigns, Charlotte Flair, Becky Lynch, Kevin Owens y Samoa Joe, entre otros, pasaron por sus filas antes de llegar a romperla en Raw o Smackdown. Sin embargo, durante todo este tiempo, esta marca nunca había sido considerada como igual, es decir, que tuviese la misma importancia que las dos ya mencionadas, hasta este año.

Cuando se anunció que NXT iba a ser transmitido a partir de septiembre, tanto aficionados como críticos en la lucha libre lo vieron como una medida desesperada por parte de los McMahon para contrarrestar el gran impulso que tendría (y que tiene actualmente) All Elite Wrestling con su programa, Dynamite, el cual se estrenó en octubre.

Sin embargo, esta también fue una oportunidad de presentar a la marca amarilla como una fuerza que puede competir tanto con Raw como con Smackdown. Y esa es la historia que se está manejando para el próximo gran evento de WWE: Survivor Series.

Imagen de wwe.com

Todo esto comenzó con una ‘invasión’ que hicieron varios miembros de NXT al programa Smackdown, aprovechando que casi la mitad del elenco no estaba debido a que estaban varados en Arabia Saudita, después de haber participado en Crown Jewel. Ahí pudimos ver a personas como Matt Riddle, Keith Lee, Shayna Baszler (campeona femenil de NXT), Tommaso Ciampa y el campeón de NXT, Adam Cole, quien defendió exitosamente su título ante Daniel Bryan.

Recordemos que, de acuerdo con datos publicados por páginas como Lucha Libre Online, NXT no ha podido derrotar a Dynamite desde que el programa de AEW se estrenó en octubre pasado. De hecho, en la primera semana, AEW Dynamite fue visto por 1,409,000 televidentes en el canal TNT, consiguiendo un rating de 0.68, mientras que NXT en el canal USA fue visto por 890,000 personas, logrando un rating de 0.32.

Si bien los números en las últimas semanas han ido a la baja debido a que se estaba desarrollando la Serie Mundial (y que, de paso, también afectó a Smackdown), All Elite Wrestling ha mantenido la ventaja en la llamada ‘Wednesday Night Wars’ (Guerra de los miércoles por la noche). Pero, ¿será posible que con este ángulo de la ‘invasión’, NXT finalmente pueda conseguir una victoria sobre sus rivales? El tiempo lo dirá.

Danos tu opinión