Juárez formó parte de un capítulo más de "Memoria Futuro"


Siddhartha se presentó en solitario por primera vez en Ciudad Juárez con la gira de su nuevo material


Por María Martínez y Daniela Muñoz

Preparados para el concierto

La cita fue a las 7 de la tarde. Cientos de personas se reunían afuera del Centro de Convenciones Las Anitas creando una fila enorme, tan larga que perdías la noción del tiempo por la espera; había vendedores de cerveza y papas, quienes hacía más amenos los minutos previos al concierto. Al llegar a la puerta, las personas sonreían de la emoción, parecía que el tiempo perdido en espera por ingresar y ver al cantautor tapatío había sido poco.

Al entrar al recinto, el escenario estaba ubicado en el centro y una valla dividía la zona preferencial de la general. La música de artistas como Little Jesus, Camilo Séptimo, Natalia Lafourcade y Enjambre, salía de las bocinas para entretener al público, pues no había banda telonera. Aún así no faltaron los entusiastas que coreaban las canciones, con un vaso de cerveza en la mano cerca del escenario para gozar de una buena vista.

El Centro de Convenciones Anitas lució repleto / Foto: Gustavo Torres /

Se dieron las 10:30 de la noche y las luces se apagaron, todos gritaron a la expectativa por el artista que habían esperado tanto para ver , pero era el staff que terminaba de afinar los detalles para dar inicio a la tan añorada presentación.

Un hombre salió y se sentó en la batería, otro se puso de pie tras los teclados, un tercero tomó el bajo y se colocó del lado izquierdo del escenario, el cuarto se poso en el lado derecho y tomó una guitarra de un stand y, por último, el hombre de la noche salió tras una cortina negra que dividía el escenario del backstage. Todos los asistentes emocionados gritaron; "¡Buenas noches, Ciudad Juárez!, ¿Cómo están esta noche?", dijo Siddhartha, "¡Bien, estamos bien!", un fan gritó en respuesta.


Memoria del Futuro al escenario

El concierto dio inicio casi a las 11 de la noche. "Película" fue el primer tema que Siddhartha cantó para el público y que fue certero, pues los gritos y los coros no se hicieron esperar ;“cuando los ánimos vuelan alto oh, los días me fluyen bien” se escuchaba desde el área general.

La felicidad se percibía en el ambiente, llamaba la atención que desde el inicio, una niña se encontraba montada sobre los hombros de su padre, era la fan más pequeña del tapatío, pues la mayor parte del público era de 15 a veintitantos años.

"Que fregón que la música rebase las edades", Siddhartha / Foto: Gustavo Torres /

"Cada vez", fue la siguiente canción. El escenario se pintaba con luces rojas y amarillas que trasmitían la sensación de calidez. Luego continuó con "Ser parte", "El Aire", y "Pupilas", temas que ocasionaron que los enamorados del público se hicieran notar.

A medida que transcurría el tiempo , el público juarense gozaba de un repertorio de temas amplio y potente, canciones que básicamente elevan al clímax constante con los mensajes que esconde Siddhartha tras sus poéticas letras. En algunas ocasiones, hacía una pausa para trasmitirles a sus fanáticos lo importante que significaba para él estar en la frontera, ese día, por primera vez brindando un concierto solo.

Luego continuó con "Domingo", "Extraños", "Infinitos", "Vida", "Fuma", "Naufrago" y "Bacalar", canciones que reflejaron cómo el artista ha crecido musicalmente desde su última visita a la ciudad en un festival. El músico dejó la parte más cálida para el final.

"Algún día", capítulo uno de su nuevo disco "Memoria Futuro", fue lo que continúo con aquella noche en la que los sentimientos de cada uno de los asistentes se econtraban a flor de piel. "Distancia", "El chico", "Buscándote", "Loco" y "Noche" fueron parte del repertorio que el cantautor de 29 años había seleccionado para esa noche.

"No saben las ganas que teníamos por estar aquí", Siddhartha / Foto: María Martínez /

Las luces se apagaron, y aquella mágica experiencia parecía haber concluido. No obstante sus fanáticos no se rindieron y con gritos de "¡Otra, Otra!", "¡Yuya, Yuya!" y "¡ Siddhartha!", en repetidas ocasiones, trajeron a los músicos de vuelta. Las luces se encendieron entre azules y moradas, cuando Siddhartha parecía resurgir como fénix de las cenizas, pero entre el humo y la iluminación.

Una de las canciones más esperadas de la noche, y que nunca había cantando en esta ciudad comenzó a sonar "El Poema y La Caja", tema que no se encontraba entre su set list original, pero que fue su segunda buena entrada. El final de aquella noche se acercaba, y dos de sus canciones más populares, de acuerdo a su más de un millón de oyentes mensuales en Spotify, fueron el cierre de su presentación: "Me haces falta", y "Únicos".

Siddhartha en Ciudad Juárez / Foto: María Martínez /

La imagen final, que supone la más simbólica, fueron dos; el cálido abrazo de Siddhartha con sus músicos, y la reverencia de todos juntos abrazados hacía su público juarense.

"¡Nos veremos muy pronto!", Siddhartha / Foto: Gustavo Torres /

Danos tu opinión