Itsmo de Dano, un trabajo impecable lleno de rap


De camino a la escuela. De regreso a casa. Con los amigos o en solitario. Itsmo acompaña tus días descoloridos con rolas llenas de rap

Oriundo de Argentina, Danilo Amerise de 33 años, es un músico polifacético e inspirado a diversos niveles. El argentino, uno de los productores y raperos con el trabajo menos chungo de la escena, ha culminado una etapa con su última y más completa entrega. Hablo del importantísimo Dano y su imprescindible LP titulado Istmo que estrenó en febrero de este año junto a un corto muy emotivo que describe su estancia en la ciudad de New York en el 2017.

La magnitud de la llegada de esta obra si bien no puede ser tan apantallante para la industria de la música mainstream (que nadie que escuche a Dano pensaría que fuera así), pero sí lo puede ser para los allegados al cóctel inmenso del hip-hop. Ahora el género cuenta con un álbum más, y con nuevas emociones que trasmitir. Doce años duró la espera de algo que no se esperaba, un material lleno de instrumentales clásicas de rap con toda la esencia del músico.

Cada ritmo más envolvente que el anterior te pondrá a menear la cabeza. Dano debutó en 2007 y desde entonces ya contaba con dos proyectos anteriormente. Equilibrio en el 2012, un Extended Play (EP) producido por Emelvi, y Braille en 2017, EP producido por $kyhook. Ambos son materiales bifurcados en la sustancia del argentino, pero imprescindibles en la memoria de tu celular.

Imagen de Instagram

Y es que cómo pudo haber quedado mal, si pareciera que cada rima queda perfectamente encajada con cada ritmo, como si se tratase de piezas de lego, un rompecabezas auditivos. Se habla de un regalo para los oyentes. Itsmo es una caja de ritmos y letras alejadas del estilo urbano al que nuestros oídos están acostumbrados. El disco y sus elementos tan cuidados que lo rodean, son ya de por si un constante homenaje a bandas y artistas de su gusto como Nas, Big Pun y Slum Village.

Pero qué contiene esta entrega que se convierte automáticamente en un clásico. ¿Sobre qué habla? En una entrevista para Vice publicada en marzo de este año. Danilo nos cuenta que es un trabajo oscuro.

El disco tiene mensajes muy claros, pero es muy de él que siempre queden tan bien envueltos. No son sentimientos fáciles de descifrar. O por lo menos el oyente no le queda claro a la primera. Tantos códigos, tantas referencias entre compases de boom bap que simplemente no le encuentras la pista. Lo que más significativo que se puede decir es que no es necesariamente un ambiente de felicidad, sino de descubrimiento, de identidad; una etapa que se atraviesa pero que es difícil de sobrellevar.

En temas como Lluvia y Sol con Ébano, lo dice sin ataduras, de una forma cruda. Desde la pista Albatros hasta la última Athens, nos atrapa en un momento de la vida del autor, en el que se muestra tal cómo es, pero que no la pasa bien. Lejos, la canción más nostálgica del álbum, mantiene frases como: “Tapo mis miedos con papeles finos como actores buenos.” Recursos literarios utilizados con ingenio hacen que sea tan entretenido y mágico cada play del álbum.

“Something for your mind, your body & your soul”. Así comienza el disco, con un sample seleccionado que conmemora, y que además puede dar un pronóstico de lo bueno que estará el track y todas las canciones que le continúan. La portada como si se tratase de una película vieja con la cara del artista plasmado en colores rojo y negro. Con una duración de 50 minutos con 7 segundos, el argentino plasma cada sentimiento y tapiza cada sonido con guiños, referencias y reflexiones muy bien cuidadas para cada ritmo que le hace justicia a su trayectoria. 14 canciones en las que demuestra lo poderoso y versátil que puede ser escribiendo rimas, de los cuales 13 de estas lo solidifican como productor de instrumentales suficientemente talentoso y detallista.

Con 7 colaboraciones con artistas del género como Rels B, Elio Toffana, Ergo, y además un beat producido por Manu Beats, Istmo se corona como el más representativo de toda la carrera musical del rapero. De camino a la escuela. De regreso a casa. Con los amigos o en solitario. El boom bap de Dano te puede acompañar en el trascurso de cualquier destino.

Con un sonido tan noventero como fresco, la calidad artística de Danilo va en una constante evolución que nunca termina por defraudar. Domina ambos extremos del sonido. Desde lo que se trata decir, cómo decirlo y sobre qué ritmo puede ser bien expuesto. La estética del artista queda sellada. El trabajo que nos regaló habrá que valorarlo placenteramente como fan. Su esfuerzo y pasión están ahí, a la espera de menear la cabeza con cada ritmo y echar a andar el raciocinio con cada barra escrita. Estamos endeudados con él por tal labor tan simbólica.

Istmo de Dano es un álbum totalmente de Rap que suena bien en un concierto o en

unos cascos. Es imprescindible su colección virtual, y con más razón en físico; cada uno debería tener una copia en su casa.


Danos tu opinión