Eventos de lucha libre durante cuarentena serán bajo el propio riesgo


La suspensión de eventos masivos continúa afectando la industria del deporte y pone a la lucha libre juarense con la espalda en la lona

Luego de que las autoridades de gobierno tomaran la decisión de suspender los eventos masivos y cerrar sus puertas al público como una de las medidas preventivas ante el contagio del COVID-19, la industria del deporte ha tenido que buscar alternativas para tratar de continuar con sus actividades.

​Por su parte, la lucha libre juarense, al igual que en otras partes de la república, optó por la realización de sus eventos a puerta cerrada y con un límite de personas admitidas entre las que están deportistas y staff, además de contar con las medidas de higiene personales y de entorno establecidas por el sector salud.

La decisión fue tomada por algunas empresas promotoras a pesar de que el pasado 24 de abril la Honorable Comisión de Lucha Libre Profesional de Ciudad Juárez informó a través de un comunicado que “no da el consentimiento a las funciones de lucha que (se) desean llevar a cabo en el periodo de contingencia”, así mismo, deja en claro que quien las realice será el único responsable de lo que pudiera pasar tanto en el evento como a las personas involucradas.

Ante la situación, Manuel Ramírez, presidente de la Comisión de Lucha Libre, afirma tener conocimiento de los eventos a puerta cerrada que se han realizado en esta frontera durante el periodo de cuarentena; sin embargo, aclara que “si llegara a pasar algo, la Comisión es ajena a ese tipo de situaciones”. Así mismo, Ramírez entiende que “esto lo hacen con el fin de traer un poco de alegría a la gente de la lucha que está cansada en su casa”.

Con respecto a lo anterior, Rosy Solís, exluchadora profesional y promotora de la Arena Internacional que ya ha realizado este tipo de eventos, afirma que lo hace para fomentar el deporte y que “se tomaron todas las medidas de limpieza como debe de ser”.

Por su parte, James “Malasuerte”, promotor de LuchArte Libre, dijo al respecto: “La verdad a mí me parece fantástico (que haya eventos a puerta cerrada) porque ahorita, así como está la cuarentena y la gente está encerada en su casa, les sirve como un distractor y que piensen en otra cosa aparte de lo que está sucediendo”.

Fotografía de Paloma Reyes

A pesar de ello, las opiniones entre los promotores son distintas, pues para Marco “Scorpio 2000”, luchador profesional, y Manny “Pecador” Hernández, dueño de Promoción 915-656, los eventos a puerta cerrada “son (una) pérdida de tiempo, porque sin público el ambiente no es el mismo. Es como si el luchador solo estuviera entrenando”. Además, añadió que “el verdadero fanático sabe que la lucha libre se disfruta en vivo, so, a su tiempo, los eventos volverán”.

​Por otro lado, "Vaquero Star" toma en cuenta la salud de los deportistas, pues el luchador asegura estar de acuerdo con este tipo de eventos siempre y cuando se tomen las medidas adecuadas de prevención:

“Si los elementos están totalmente sanos, que tengan al cien por ciento su salud, adelante... Es una medida muy buena para el entretenimiento de la gente que no puede salir de sus casas y que extraña al deporte”.

​A su vez, Piloto Suicida Jr. agregó: “Creo que se ponen en riesgo ellos al salir de su casa, o no sé, pero es un desestrés para ellos porque sí es estresante estar sin tus actividades normalmente”.

Hasta el momento no se tiene un calendario de las funciones a puerta cerrada en Ciudad Juárez ni se sabe si las empresas promotoras van a continuar con esta medida; sin embargo, los luchadores están en espera de volver a pisar el pancracio como lo hacían semana tras semana.


Martinete a la economía de la lucha libre

La suspensión o cancelación de eventos deportivos ha traído consigo grandes pérdidas económicas no solo para las empresas promotoras, sino que ha dejado sin trabajo a varios gladiadores y comerciantes que ven en las funciones una fuente de ingresos. Y es que a pesar de que se ha buscado una alternativa para continuar con algunas carteleras, las luchas a puerta cerrada no representan ganancias para las arenas.

Al respecto, James “Malasuerte” afirma verse afectado económicamente al igual que otros colaboradores de LuchArte.

“La verdad nos afecta tanto al promotor como a los luchadores y a toda la gente que está involucrada alrededor dado que por cada función se les da trabajo como a unas 30 personas entre luchadores, referee, anunciadores, el de la taquilla, el que vende la comida, el que vende las máscaras, el programador, todo eso, entonces sí nos afectó bastante”.

​Por su parte, Marco “Scorpio 2000”, señala que Promoción 915-656 ya tenía carteleras listas por adelantado y presentaciones en otras ciudades; sin embargo, para volver a retomar esos eventos tienen que comenzar de nuevo a contratar a los elementos y ver si estos están disponibles. Asimismo, Manny “Pecador” agregó que “hay pérdidas de dinero porque nosotros tratamos de pagar los vuelos a cierto tiempo para que nos salga más barata la inversión, so si ya pagamos 2 meses de vuelos y no se puede hacer el evento, se perdió la inversión”.

Fotografía de Paloma Reyes

Además, algunos deportistas como Vaquero Star tienen en la lucha libre su única fuente de trabajo, aunque la venta de sus productos oficiales le ayuda a equilibrar esta situación: “Yo tenía mi trabajo aparte y por causas personales tuve que renunciar… entonces me quedaba la lucha libre como único ingreso. Gracias a Dios la venta de máscaras, la venta de camisas, la venta de mis productos oficiales no ha parado y es la manera en que me sostengo, pero nos afectó de una manera muy grande”, comentó.

​Por otro lado, aunque Piloto Suicida Jr. y Vaquero Star visualizan el regreso de las funciones con las arenas llenas y la afición ansiosa por ver lucha libre, “Malasuerte” ve un escenario distinto, pues prevé que “las familias van a estar un poco gastadas, o muy gastadas.  Va a ser a veces imposible para una familia llevar a sus hijos a una función de lucha libre cuando va a tener gastos como la luz, el agua, los alimentos propios. Sí va a ser un poco difícil volver a establecernos porque se venía dando el boom de la lucha libre aquí en la ciudad, estábamos otra vez remontando varias empresas, varios promotores, muchos luchadores estaban saliendo a la fama y desgraciadamente tiene este apagón donde sí nos va a afectar bastante, pero esperemos que todo vuelva a la normalidad para que la gente misma siga disfrutando de la lucha”.

Sin embargo, “el regreso a la lucha es como un juguete nuevo para todos porque este deporte es amado por mucho público”, comenta Rossy Solís, además “será mejor recibida porque el fan ya vio que en un dos por tres la sociedad se para”, agregó al respecto Manny “Pecador”.

Danos tu opinión