Estrena Netflix nueva adaptación: Snowpiercer


La serie creada por el canadiense Graeme Mason y producida por TNT está basada en la película del surcoreano Bong Joon-ho “El expreso del miedo”

El Snowpiercer es un tren con un motor de movimiento eterno de 1001 vagones en el que los pasajeros son los únicos habitantes tras haberse congelado el núcleo de la Tierra.

Se vendieron pasajes de tres clases para viajar en esta máquina y a lo largo de casi siete años han tenido que estar dentro del Snowpiercer bajo el mandato del señor Wilford.

Hubo muchos que no pudieron conseguir un lugar y antes de que partiera lograron meterse a la fuerza. Son mejor conocidos como “escorias” y se encuentran en la cola del tren. Los problemas de injusticia y lucha de clases se hacen presentes desde el primer capítulo.

Los habitantes del último vagón viven en condiciones lamentables y no conocen todo lo que hay detrás de las puertas que los separan de los demás, incluso son esterilizados para que no se sigan reproduciendo, por lo que están decididos a tomar el control de la locomotora; tienen como líder a Andre Layton (Daveed Diggs) quien es el último detective de homicidios en la tierra.

Pareciera que lo relevante de la serie es la revolución que los de la cola querían hacer, pero todo cambia cuando ocurre un asesinato y acuden a Layton para que les ayude a resolver el caso y encontrar al culpable. Ventaja que decide utilizar para buscar la manera de ayudar a los suyos.

El detective Layton es muy hábil y poco a poco logra encontrar pistas que lo llevan con el autor del homicidio, al mismo tiempo que descubre otros secretos como: la identidad real de señor Wilford. Haberse enterado de estas situaciones le trajo como consecuencia graves.

En muchos escenarios de la serie podemos darnos cuenta que están dentro de un tren, pero en algunas escenas podemos apreciar áreas muy grandes y espaciosas, olvidaron ese notable detalle.

La historia es interesante, pues intenta mostrar la necesidad de tener un equilibrio entre las clases, también tocan temas como el racismo, corrupción y manipulación. Hay que estar atentos en todo momento ya que hay varios giros en el guion.

La primera temporada está dividida en 10 capítulos que son presentados uno por semana en la plataforma de Netflix. La segunda temporada ya está confirmada y se estrenará en el 2021, en esta se unirá el actor británico Sean Bean.

Danos tu opinión