En un futuro quiero ser un gran boxeador, pero sobre todo una gran persona: Bryan Aguirre

#Deportes #Box #TalentoLocal #Entrevista

“El chavalito tiene hambre de triunfo, tiene hambre de ser boxeador, tiene hambre de subirse a un ring. Él siempre está dispuesto para darlo todo”, comentó Gerardo Sánchez, entrenador de Bryan

El box puede ser un deporte peligroso si no se entrena adecuadamente. Cuando esta disciplina se vuelve una pasión, se convierte en una parte importante de la vida de las jóvenes promesas que sueñan con ser los mejores, buscan superarse, superar a sus rivales y así lograr el éxito.


Tuvimos la oportunidad de hablar con Bryan Aguirre, un joven boxeador de 19 años, originario de Ciudad Juárez, quien, desde sus comienzos, nunca dejó de luchar y entrenar para ser uno de los mejores en esta disciplina. Ahora busca abrirse paso en las filas del profesionalismo como una de las promesas de esta frontera.


“Mi papá era boxeador y, a pesar de que él nunca estuvo con nosotros, a mí me gustó (el box) para hacerlo parte de mi vida. (Además), desde la secundaria era muy peleonero, (así que) en lugar de pelearme en la calle me metí al gimnasio para hacerlo una disciplina. Desde ahí me empezó a gustar y le eché machín ganas” (sic), comentó Bryan Aguirre.


A pesar de que su madre no estaba de acuerdo cuando Bryan comenzó su carrera, él decidió dedicarse cien por ciento al box. Tras siete años practicando este deporte, el joven boxeador reconoce haber tenido algunos tropiezos, aunque asegura que estos no han afectado significativamente su preparación y que continúa en busca de su sueño.


He peleado en varios lugares: Cancún, Sonora, Madera, Camargo, Chihuahua, Guadalajara. En Cancún gané, en Guadalajara y Sonora también, solo en Chihuahua perdí”, recordó el púgil. “Mi primera pelea fue contra Jairo Magdaleno y la perdí, él tenía trece peleas y yo era debutante”, agregó.


Aguirre siente estar listo para dejar de ser un peleador amateur y pone la mira en el pugilismo profesional esperando su debut para ese año; sin embargo, la contingencia por covid-19 paralizó los eventos masivos y entre ellos las funciones deportivas, así como el cierre gimnasios.

En cualquier momento saldrá la oportunidad, puede ser en este año, en noviembre o diciembre. Si sale la oportunidad hay que aprovecharla porque ya no habrá otra”, dijo el púgil, quien no descarta buscar la oportunidad para debutar a puerta cerrada.

Por su parte, Gerardo Sánchez, entrenador de Bryan y quien lo ha acompañado durante su camino como amateur, asegura tener una fórmula para reconocer cuando un peleador está listo para dar el siguiente paso.


Para hacerlos profesionales necesito que ellos le ganen a todos los peleadores de aquí de Ciudad Juárez y que ningún peleador de aquí quiera pelear con ellos. Así de sencillo me doy cuenta si están listos para el debut profesional”, comentó Sánchez.


Entrenamos a peleadores desde que eran jovencitos y ahorita ya son profesionales y van invictos en sus carrera”, agregó el también entrenador de pugilistas como Miguel, Fabián y Oscar Esparza.


Asimismo, Bryan asegura que, además de la motivación que le brindan su familia y las personas que lo han apoyado a dar el siguiente paso en el boxeo, una de las fortalezas que tiene sobre el ring es su esquina, por lo que agradece a Sánchez y “a todos los que siempre han estado conmigo en las buenas y en las malas”, dijo Aguirre.


A todos mis peleadores que han pasado al profesionalismo les digo: cuando te programen a una pelea amateur, vayas y no se presente (tu contrincante) y te dejen ahí esperando con tu mochilita, eres el mejor”, comentó Sánchez, quien siempre ha demostrado su apoyo a Aguirre, pues asegura que le gustaría que saliera adelante. “Quiero que nunca baje la guardia, que siga entrenando, que nunca se dé por vencido”, agregó.


Al igual que muchos otros deportistas el joven púgil, busca construir su futuro y tiene claro hasta dónde quiere llegar.


Quiero ser un gran boxeador, pero sobre todo quiero ser una gran persona. Para mi familia quiero ser un ejemplo, quiero ser sencillo y nunca despegar los pies del suelo. Quiero buscar un campeonato mundial juvenil antes de los 21 años, ojalá que se dé la oportunidad pronto y poder disfrutarlo”, comentó Bryan.


Asimismo, asegura que los sueños para él aún no se acaban y no descansará hasta lograrlos. Por el momento continúa con su preparación a lado de Gerardo Sánchez y está en espera de recibir pronto la noticia de su debut como profesional, oportunidad que le abrirá aún más las puertas en el mundo del boxeo.

Danos tu opinión