Ed Sheeran, pasa el tiempo, no cambia su amor por la música


El músico lanzó proyecto de colaboraciones. Esta vez, el éxito no se hizo esperar

Después de 8 años, Ed Sheeran sorprendió a todo el mundo. Cuando parecía que cerraría el 2019 con únicamente el final de su tour Divide, lanzó la secuela de dicho proyecto.

Titulado “No. 6 Collaborations Project”, el álbum contiene casi el doble de canciones que el primer indicio colaborativo de Sheeran. La principal diferencia es el renombre de los artistas con los que colabora Edward Christopher. En su primera compilación, se tuvo la participación de artistas británicos. Como es clásico de Ed, cada canción se engloba en un género por sí sola, en ocasiones, ni siquiera eso es posible.

La principal característica del #5 es el enfoque al rap con ciertos contrastes de la voz aguda. Las más representativas de este estilo: Lately, con Devlin; Family, con P Money; y Drown Me Out, con Ghetts. La mayoría de las canciones establecen una protesta en torno a la profesión de músico y cómo debe plantear su vida privada para encajar con la sociedad y mantener su privacidad.

Para el #6, Sheeran vuelve con ese tema en dos de sus canciones, en los que utiliza el estilo del rap para poder expresar su sentir. Primero con Take Me Back To London, con su compatriota Stormzy; y luego con Remember The Name, con 50 Cent y Eminem. En ambos casos, cantan, y rapean, sobre las tremendas desventajas de tener fama y compromisos internacionales. El recuerdo y deseo de volver a su tierra natal y la espera que su estilo se quede grabado entre la gente por medio de algún legado. A pesar de todo esto, las ganas de hacer música no se van y dice que “no es su tiempo para retirarse”.

El proyecto más reciente de Sheeran, incluye distintos estilos algunos pegándole a baladas, como Best Part Of Me, con Yebba; algo más movido como Beautiful People, con Khalid; I Don’t Care, con Justin Bieber; el sabor latino no podía faltar con South Of The Border, con Camila Cabello y Cardi B y Nothing On You, con Paulo Londra y Dave; así como lo más “hard” del británico con Blow, al lado de Bruno Mars y Chris Stapleton.

El álbum no tuvo una campaña propia de marketing, Ed lo anunció por medio de Instagram y desde ahí se llevó toda la publicidad. Los colaboradores también se encargaron de transmitir el mensaje de su participación en el proyecto; nuevamente, sin una campaña armada como tal.

Imagen de Warner Music Australia

Khalid invitó a Sheeran a un show en vivo para poder interpretar Beautiful People fuera de estudio por primera vez. Sin duda, este fue un año muy bueno para Ed, sobre todo al considerar que no planeó nada a inicios de año y terminó siendo el más escuchado en Spotify por segundo año consecutivo.

Considerando que ha dado indicios de su retiro, esta puede ser una de las últimas obras en la carrera musical de Edward Christopher Sheeran, una carrera que sin duda será recordada por revolucionar el pop.

Danos tu opinión