Coco Chanel: un símbolo de moda y libertad para las mujeres

En el año 1900 las mujeres no tenían la oportunidad de vestir y lucir como querían, como lo es actualmente. Esto impulso a Gabrielle ‘Coco’ Chanel a inaugurar su primera tienda en 1910 en Paris, Francia. Con el principio de regresarle a las mujeres su libertad.

Ya que las mujeres tenían prohibido el uso de ‘‘ropa de hombres’’. En 1920, Coco luchó y trabajó día y noche para crear y dejarnos uno de sus legados más grandes, el traje sastre femenino de tweed.

Originalmente esta prenda fue creada para facilitar la libertad de movimientos y la comodidad de la mujer. Porque, como lo dejó muy en claro la misma Coco, sus diseños eran sencillos, elegantes y para mujeres trabajadoras.

El tweed, que es el material con el que se fabrica el traje, es una tela hecha de lana de apariencia esponjosa y fuerte, pero muy suave y flexible. El traje consistía de dos piezas, una chaqueta y una falda sencilla que cumplía con la libertad que prometía otorgar, y el diseño tuvo un impacto tan grande en el mercado que comenzó a utilizarse en más productos, como abrigos, trajes deportivos y bolsos.

Muchos otros diseñadores comenzaron a utilizar y a adaptar este material en sus diseños. Sin embargo, Coco Chanel fue la fundadora de este éxito, que aun, temporada tras temporada se ha vuelto una prenda indispensable en el armario de toda mujer.

Danos tu opinión