Bravitas se despiden con derrota ante América en noche fría


El conjunto americanista derrotó al FC Juárez femenil por marcador de 2-0, con doblete de Daniela Espinosa por la vía penal, como parte de la última jornada del Torneo Apertura 2019

El frío de noviembre hizo su presencia en el Estadio Olímpico Benito Juárez. El ambiente que lo rodeaba no era como cuando juega el equipo varonil: sólo había un puesto de comida, no había muchas filas ni en la taquilla ni en las pocas puertas habilitadas para la entrada del público. En pocas palabras, no era la misma vibra. Y eso resulta paradójico, tomando en cuenta que Juárez está dentro de los equipos con mejor promedio de asistencia en la Liga BBVA Femenil.

A pesar de todo eso, este era un partido importante, porque las Bravitas jugaban nada más ni menos que ante el América, con un plantel, en papel, muchísimo mejor que el fronterizo, y con Leonardo Cuéllar en el banquillo azulcrema, quien regresaba a esta ciudad después de un largo tiempo, cuando todavía era jugador y le tocó inaugurar el recinto donde se jugó el partido.

Como era de esperarse, casi la mitad de los más de 1,500 espectadores que fueron a ver el juego eran seguidores del equipo visitante, y aprovecharon para ubicarse justo detrás de la banca del América, que fue el lugar donde su servidor vio todo el partido. Y aclaro desde ahorita que por ningún motivo le voy al América, en ninguna de sus categorías. Simplemente, la persona que me invitó al juego es gran fanático de las azulcremas y no quería perder la oportunidad de verlas jugar aquí, en Ciudad Juárez.

Las Bravitas se tomaron su tiempo para convivir con los aficionados / Foto: Christian Tuda /

Sorprendentemente, el equipo local comenzó el juego de manera dominante, aunque no tanto, porque si bien mantenían el control del balón, no lograron concretar oportunidades claras de gol, cosa que sí hizo el América. Así, la primera mitad terminó sin nada para nadie.

A partir del segundo tiempo, el dominio que las americanistas empezaban a tener en la recta final del primer tiempo se afianzó por completo en la segunda mitad. Apenas transcurrían diez minutos del segundo tiempo cuando la árbitra Lizzet Amairany García Olvera marcó un penal a favor del América, el cual cobró exitosamente la capitana Daniela Espinosa para el 0-1.

Cuando parecía que las Bravitas reaccionarían y se lanzarían al frente para buscar el empate, una falta muy fuerte dentro del área que significó la expulsión de Georgina Peralta al 62’ minó prácticamente las pocas posibilidades de las juarenses. Espinosa de nuevo anotó por la vía de los once pasos para aumentar la ventaja en el marcador de 0-2.

A partir de ahí, el juego se enfrió, como el clima que estaba en ese momento, América se sabía ganador, ya que con ese resultado conseguía escalar una mejor posición en la tabla de cara a la Liguilla. Increíblemente, lo más destacado del juego para Juárez fue la sustitución de porteras: salió Silvia Machuca y entró Pamela Cano, quien hacía su debut en la portería con las Bravitas, y quien evitó el tercer gol azulcrema.

El final del partido significó también el fin del torneo para la escuadra juarense, y eso fue aprovechado por las propias jugadoras para tener un acercamiento con el público. Varias de ellas accedieron a tomarse ‘selfies’ con los aficionados detrás de la banca del equipo local. América, por su parte, agradeció el apoyo que recibió de sus aficionados juarenses, y algunas de ellas también tomaron algunas fotos con celulares prestados por los mismos aficionados.

Afuera del estadio también se notó una gran diferencia: mientras el equipo visitante, que acaparaba toda la atención en ese momento, tenía a muchos de sus aficionados esperándolos afuera de la entrada a sus vestidores, las jugadoras del equipo local se iban una por una a descansar. Incluso una se fue sola, sin que nadie la detuviera para tomarse siquiera una foto con ella, sino que sencillamente caminó y se subió al vehículo que la esperaba.

Así transcurrió todo esto en una noche fría de noviembre, que culmina un torneo para un equipo del que se tenían pocas expectativas y del que se necesitan hacer muchas mejoras si quieren trascender el próximo año. Mientras tanto, la victoria del equipo femenil fue seguida de una goliza de 5-0 que le propinó el equipo varonil al desahuciado Veracruz, cerró así una noche magistral para el americanismo, aunque eso a mucho les duela, incluido a mí.

Danos tu opinión