Análisis de la División Sur de la NFC para la temporada 2019 de la NFL

Después de siete largos meses, la espera para los aficionados de la #NFL ha terminado, porque comienza una nueva temporada, cuya característica especial es la de la celebración del centenario de la liga. Y siguiendo con esta tendencia, Avenida Desierto ha sacado artículos haciendo un análisis de las divisiones, con sus respectivos equipos.

Ahora es el turno de la División Sur de la Conferencia Nacional, que en las últimas temporadas ha destacado porque sus equipos han sido protagonistas en la liga e incluso dos de ellos han llegado al ‘Gran Juego’: Atlanta (Super Bowl 51) y Carolina (Super Bowl 38), aunque sin ningún éxito, ya que ambos perdieron ante los Patriotas. Pero eso no significa que no podamos esperar un gran espectáculo en el campo, con los enfrentamientos que se darán a lo largo de esta temporada. Así que vamos por ello.

Imagen de VAVEL.com

Atlanta Falcons

Sin duda, la temporada pasada fue muy decepcionante para este equipo que logró en sus dos años anteriores a 2018 calificar a postemporada, y en uno llegaron incluso al #SuperBowl, en donde tenían una cómoda ventaja de 28-3 sobre Nueva Inglaterra, pero ya todos sabemos en qué terminó esa historia.

A pesar de eso, Atlanta se sigue manteniendo como un equipo muy competitivo, con un mariscal de campo de calidad MVP como Matt Ryan, un gran corredor como Devonta Freeman y un excelente cuerpo de receptores con nombres como Julio Jones, Calvin Ridley y Mohamed Sanu.

Imagen de MSN.com

Pero los Halcones no la van a tener fácil, porque no se enfrentará a sus rivales de división sino hasta después de su semana de descanso, que será prácticamente a mitad de temporada. A partir de ahí, tendrá cinco juegos consecutivos entre el 10 de noviembre y el 8 de diciembre: uno contra Tampa Bay, dos contra Carolina y otros dos ante Nueva Orleans (uno de ellos en Día de Acción de Gracias).

Esos juegos pueden ser determinantes para las aspiraciones de postemporada de los Halcones. Una ventaja es que de eso cinco juegos, los últimos tres los jugará de local, por lo que puede hacer valer su condición de local. Dicho esto, si gana estos juegos puede meterse de lleno en la lucha por uno de los dos puestos de comodín en la Conferencia Nacional, porque no creo que vaya a ganar esta división, tomando en cuenta que Nueva Orleans es uno de los favoritos para llegar al Super Bowl este año.

Posible marca: 8-8

Carolina Panthers

Junto con Atlanta, las Panteras son los únicos que le pueden hacer frente a Nueva Orleans por el liderato de la División Sur en la Conferencia Nacional. Si bien este equipo ha ido a la baja después de aquella magistral temporada en 2015, donde consiguieron una marca de 15-1 y disputaron la edición 50 del Super Bowl, Carolina aún tiene con qué competir.

Cam Newton, con su muy particular estilo, es el referente indiscutible de este equipo a la ofensiva. Christian McCaffrey, Greg Olsen y Chris Hogan, quien viene de ser campeón con los Patriotas, son otros de los hombres más importantes en la ofensiva.

Imagen de Charlotefive

Y en la defensiva, no podemos dejar a un lado a Luke Kuechly, el linebacker estrella. También aquí tuvieron adiciones importantes, como la del tacle defensivo Gerald McCoy, quien jugó nueve temporadas con Tampa Bay.

Como dije, veo muy difícil que Carolina destrone al monstruo llamado Nueva Orleans como ganador de esta división, pero puede perfilarse como un equipo que aspire a calificar a postemporada como comodín, siempre y cuando gane los juegos que tenga que ganar. Sería una vergüenza que unas posibles derrotas ante equipos como Arizona o Washington los deje fuera.

Posible marca: 7-9

New Orleans Saints

La temporada pasada fueron el mejor equipo de la liga, con una marca de 13-3, y estaban perfilados como los favoritos para ganar el Super Bowl… hasta que sucedió el juego de campeonato de la NFC contra los Carneros de Los Ángeles.

En aquel juego, una interferencia de pase a la defensiva que no fue marcada por los árbitros les costó la ventaja y, eventualmente, el partido a Nueva Orleans 26-23. Esto causó que la NFL, entre otras cosas, implementara para este año la oportunidad de que se revisen las interferencias de pase.

Imagen de WLBT.com

Por esa misma razón, los Santos vienen con todo para dejar atrás aquella dolorosa derrota y buscar ganar su segundo trofeo Lombardi. Drew Brees ha sido durante muchos años su referente a la ofensiva, rompiendo récord tras récord, y este año se perfila como uno de los principales candidatos a ser el jugador más valioso de la liga, algo que nunca ha logrado en sus 18 años como profesional.

Alvin Kamara, Ted Ginn Jr. y Jared Cook conforman parte del arsenal ofensivo de este equipo; no obstante, la defensiva también está muy bien balanceada, con jugadores como el esquinero Marshon Lattimore y el ala defensiva Malcom Brown, quien fue bicampeón con Nueva Inglaterra.

Este equipo tiene bastante experiencia, y eso se refleja tanto en los jugadores como en el entrenador, Sean Payton, por lo que no es ninguna sorpresa que este es el equipo más fuerte en la división y, por consecuente, el que lo dominará y aspirará a cosas más grandes.

Posible marca: 14-2

Tampa Bay Buccaneers

La última vez que los Bucaneros estuvieron en postemporada fue en 2007, cuando fueron derrotados por los Gigantes de Nueva York en su camino a una inesperada victoria sobre los entonces invictos Patriotas en el Super Bowl 42.

Desde entonces, lo más cerca que han estado de llegar a enero fue en dos ocasiones: 2008 y 2016. En ambas ocasiones terminó con una marca de 9-7, que no le alcanzó para jugar la postemporada. ¿El resto? Han sido años mediocres.

Queda muy claro que de todos los equipos que hay en la división sur, Tampa Bay es el más débil de todos. Y es que Jameis Winston, en sus cuatro años jugando para la franquicia, no ha podido ser capaz de llevarlos a la ‘tierra prometida’, que es la postemporada.

Imagen de Complex

Sin embargo, parece que hay una esperanza de que este equipo recupere el camino y pueda hacerles frente a sus rivales divisionales con la llegada de Bruce Arians como entrenador en jefe. Obviamente, no espero que de la noche a la mañana los convierta en un equipo ganador. Así no funcionan las cosas en este juego. Tendrán que pasar por una reestructuración muy dura, pero si aprenden de sus errores y consiguen elementos buenos en el draft del próximo año, podríamos ver a Tampa Bay como una de las revelaciones para la temporada 2020. Mientras tanto, este año tendrán que pasarla muy difícil este año siendo últimos en una división muy reñida.

Posible marca: 2-14

Danos tu opinión