La misma historia de siempre. “Jugamos como nunca perdimos como siempre”

Una vez más México termina su participación el mundial en octavos de final. La barrera del quinto partido parece ser imposible para la selección ya que cada vez que México está cerca de los cuartos del final algo pasa para que no logren conseguirlo. Ya sea un gol en tiempo extra, ser derrotado por el mayor rival o un penal de último minuto la selección termina por tener el mismo resultado que el Cruz Azul en una final.

Selección Mexicana / Foto: Futbol Total /

Este mundial empezó con mucha euforia por la afición mexicana al ver la victoria contra los germanos, pero debieron entender que se le ganó un partido a una de las peores Alemanias de la historia y que el partido más importante que tuvo el “tri” en la fase de grupos lo perdió contra los suecos.

Selección Mexicana / Foto:EFE /

Aún con la que se consideró la mejor generación del fútbol mexicano no sé logró el verdadero objetivo. Mientas el combinado azteca no logré avanzar al quinto partido, no se pude hablar de algo más que no sea el fracaso. Porque, aunque el nivel que mostró la selección tuvo buenos momentos, también tuvo momentos donde estaban muy debajo de su nivel.

Brasil incluso nos llegó a parecer una selección a la que se podía derrotar, sin embargo, en el partido, la verde amárela demostró que su nivel no es lo mismo que en el pasado mundial cuando se le sacó un empate. Este “scratch du oro” si tiene nivel futbolístico y claridad para ganar partidos.

Por lo pronto sólo queda la espera. Otros cuatro años más para que el equipo nacional intente nuevamente romper esa maldición.

Diego Lainez / Foto:Marca /

Ahora nos toca imaginar cosas realistas y empezar a trabajar verdaderamente en las fuerzas básicas porque las competencias deportivas no se ganan deseando ganar, sino preparando bien a los deportistas que representan al país.

Danos tu opinión