Con dinero baila el perro. ¿O juega?

La Liga MX es una basura. ¿Acaso hay una palabra que describa mejor nuestro campeonato de liga? A lo mejor sí la hay, pero no quisiera salirme de mis casillas, aunque esto lo amerite. Hay un refrán popular que dice lo siguiente: Con dinero baila el perro. ¿No será acaso que más bien juega?

Desde aquella vez que publiqué sobre la eliminación del descenso en la Liga MX, han pasado muchas cosas. Efectivamente eliminaron el descenso, el cual ya no tendrá efecto a partir de la próxima temporada.

Equipos como Veracruz, Puebla, Querétaro y otros ya no tienen que preocuparse por juntar puntos para salvarse del descenso, porque ahora pueden tirar toda la hueva que quieran y no perderán la categoría. Claro, siempre y cuando paguen una módica cantidad de 120 millones de pesos para ‘apoyar’ a los equipos del Ascenso MX.

Y a esto es lo que le tira Lobos BUAP en estos momentos, porque si hay algo que te puede sacar de muchos apuros es el dinero. La escuadra poblana no pudo soportar los embates económicos (y dentro de vestidores), y por tanto, descendió.

Pero como la Final de Ascenso la van a disputar equipos que ni siquiera fueron certificados por la liga para ascender, los licántropos esperan a un ‘Mesías’ con varo para que mantengan la categoría. Y es que si no logran ejercer ese derecho, la próxima temporada la Liga MX se jugará con 17 equipos.

Pero ahí no acaba el show. Alebrijes de Oaxaca y Cafetaleros de Tapachula, los dos equipos que jugarán la Final de ‘Ascenso’, han considerado no jugar la serie, ya que el ganador sólo recibirá un premio económico, en vez del ascenso.

Directivos y jugadores de estos dos equipos, así como de otros equipos de la Liga de Ascenso, se han manifestado en contra de estos requisitos que perjudican la competitividad de ambas ligas, especialmente la del Ascenso. Incluso la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFPro) le entró al quite, exigiendo que se le otorgue el ascenso a uno de estos equipos.

Pero el presidente (aconsejado, por supuesto por los mandones de la Liga MX) no ha cambiado su postura. Tomando como escudo el Reglamento de Competencia, dijo que no puede cambiar los estatutos a estas alturas sólo para que un equipo que no cumplió con la certificación ‘ascienda’.

En fin, todo esto se ha vuelto un circo. Y todo para garantizar los intereses deportivos (léase: económicos) de los equipos del máximo circuito. Mientras los equipos que disputarán la Final esperan una resolución a su favor y los demás que sí están certificados tendrán que esperar a que comience la próxima temporada, los equipos de la Liga pueden descansar tranquilos, aunque le deban mucho dinero a sus jugadores y cuerpo técnico. ¿Te quedó el saco, Vergara?

Honestamente, ya no sé qué pensar. Si la liga había prometido espectáculo, vaya que lo está consiguiendo. Y no dentro de las canchas precisamente. Con esto confirmo lo que muchos aficionados han comentado en redes sociales: que tenemos una liga muy ‘X’.

Danos tu opinión