Te esperamos el próximo año, Tecate Supremo

La primera edición del festival Tecate Supremo se llenó de un gran ambiente creado por los 24 mil asistentes y las presentaciones de los 15 talentos musicales, nacionales e internacionales, invitados en esta ocasión, además que el parque de El Chamizal fue el lugar perfecto para que esto se llevara a cabo.

El Festival Indomable dio un golpe de autoridad y le regaló a los asistentes toda una experiencia memorable. Como bien dijeron los organizadores, la idea era que esto no fuera solo un gran concierto y cumplieron con ello. Entre los 24 mil asistentes se encontraban gente de Ciudad Juárez, El Paso, Dallas, Arizona, Chihuahua, Camargo, Parral, Sonora y hasta Sudamérica.

Las puertas del evento se abrieron a partir de las 12:00 del medio día y a pesar de que el clima parecía hacerle una mala jugada al festival, mucha gente empezaba a tomar un lugar en los escenarios Tecate e Indomable.

La presentación del regiomontano, Charlie Rood a la 1:00 de la tarde dio el banderazo inicial a un evento que contaría con el Sab - hop de Sabino, el ritmo sudamericano de Francisco, El hombre, la melancolía latina alternativa de Cuco, la fiesta de Los Master Plus, El Gran Silencio, Los Ángeles Azules y los Auténticos Decadentes, el regreso a la frontera, esta vez en solitario, de José Madero, la irreverencia de Molotov, el Rock y el recuerdo de los Héroes del Silencio con Enrique Bunbury, la extraordinaria presentación de Enjambre, en pocas palabras, había música para todos.

Lo bueno


Los asistentes se comportaron a la altura, no hubo ningún percance grave, se sentía un ambiente de fiesta que solo se encuentra en estos eventos. Al final del día se demostró que Ciudad Juárez necesita más eventos de esta talla.


Molotov, Enjambre, Enrique Bunbury, Los Auténticos Decadentes, Los Cafres y los próximos a presentarse en el festival Coachella, Los Ángeles Azules, demostraron por qué son los favoritos en cada festival en que se presentan. Interpretaciones excelentes con un set list ideal para complacer a los asistentes. Pocas son las agrupaciones que logran alcanzar este match con el público.

Costera y Odisseo siguen creciendo a pasos agigantados. Costera nos compartió sus grandes temas de su disco Aliados, que los ha catapultado a la lista de grandes grupos musicales a nivel nacional, mientras que Odisseo interpretaba “Los imanes”, canción que recientemente habían estrenado y que el público ya coreaba de principio a fin.



En festivales como Pal Norte o Vive Latino se han visto casos en donde la presentación de un grupo o cantante se ve mermada por fallas en el sonido. En el Tecate Supremo no fue el caso, los escenarios Tecate e Indomable se escuchaban a la perfección aun estando lejos de cada uno.


Lo malo


Como ya se mencionó anteriormente, el clima parecía hacerle el feo al festival. Las ráfagas de viento levantaban suficiente tierra para incomodar un poco a los asistentes, principalmente en el escenario Indomable. Por lo que las presentaciones de Charlie Rood, Los Master Plus y Costera se vieron opacadas por momentos.


El enorme espacio que quedaba entre el área Preferente y General evitó que la convivencia entre los asistentes fuera mejor. A demás de que aun habiendo llegado temprano para tomar un lugar en la zona límite entre estas dos localidades la distancia a los escenarios era considerable.


El parque de El Chamizal fue un buen lugar para realizar este evento, la naturaleza y la música formaron una atmósfera muy agradable. El problema fue que, cuando cayó la noche, no se contaba con la iluminación adecuada. El traslado de un escenario a otro se convirtió en una odisea, pues no se podía ver muy bien por donde se estaba pisando además de que no había muchos puntos de referencia.


Las sorpresas


Francisco, El hombre deleitó y puso a bailar con su “pachanga” a todos los que se acercaron el escenario Tecate. Un ritmo muy original con esencias de rock mexicanas, brasileñas y todo el sabor latinoamericano.



Tanto Charlie Rood como Cuco están al inicio de su carrera y se presentaban por primera vez en la ciudad. La sorpresa fue que ambos parecían dueños y amos del escenario, como si fueran estrellas consagradas y eso fue agradable de presenciar.


Sin duda, el Tecate Supremo dejo un buen sabor de boca. Desde hace mucho tiempo, del extinto Rock en el río, que nuestra ciudad no tenía un festival de estas proporciones. Ciudad Juárez sigue demostrando que recibirá con las puertas abiertas a eventos como estos.


Es por eso que solo tenemos 5 palabras para decirle al Tecate Supremo: ¡Te esperamos el próximo año!


Pronto la galería completa.


Fotografía por Denisse Hernández, Paulina Lara y Gustavo Torres.

Danos tu opinión