¡Alerta! ¡Crisis en la Casa Blanca!

Esta temporada futbolística ha sido desastrosa para el Real Madrid. El equipo merengue, dirigido por el francés Zinedine Zidane, está actualmente en cuarta posición en la Liga española, a 19 puntos por debajo del líder, Barcelona, mientras que en la Copa del Rey acaban de ser eliminados por el Leganés en la fase de cuartos de final.

A comparación de la temporada pasada, las cosas no están bien ni dentro ni fuera de la cancha. Si bien, tras los vestidores ha habido confrontaciones entre jugadores y directivos, especialmente entre Cristiano Ronaldo, el máximo referente del equipo, y Florentino Pérez, el presidente del club, esto ha sido paliado con los títulos de Liga y de Europa obtenidos el año pasado.

Sin embargo, parece que al equipo madrileño se le acabó la suerte, porque ni el tridente BBC (Bale, Benzema, Cristiano Ronaldo) ha sido productivo en cuanto a goles ni el equipo ha logrado sacar resultados que en teoría debieron haberse ganado. De hecho, me resulta sorpresivo que ningún atacante merengue figure entre los diez primeros en la lista de máximos goleadores.

En La Liga ha perdido en cuatro ocasiones en lo que va de la temporada, y tres de esas derrotas fueron de local (Betis, 0-1; Barcelona, 0-3; Villarreal, 0-1). La cuarta derrota la tuvo de visitante contra el recién ascendido Girona (2-1).

En cuanto a la Copa del Rey, a pesar de haber ganado de visita el partido de ida 0-1, el Leganés fue capaz de sacar un resultado positivo del Santiago Bernabéu y derrotó al Real Madrid 1-2 en el partido de vuelta. Con el global empatado a dos goles (2-2), los Pepineros avanzaron por la regla del gol de visitante, al haber anotado más goles en calidad de visitante que el mismísimo Real Madrid.

Y eso a sus aficionados no les gusta para nada, pues ellos se sienten desilusionados porque su equipo no logra sacar resultados que en teoría se debieron ganar, además de que tampoco les gusta el planteamiento de Zizou.

Y ni qué decir de la prensa española: se los come vivos. Le tiran a matar a Zidane y a sus jugadores, especialmente a jóvenes promesas como Theo Hernández, Achraf Hakimi y Marco Asensio, por mencionar algunos.

Yo soy aficionado del Barça, eso quiero dejar claro, pero de alguna manera me preocupa que un equipo como el Real Madrid, quien normalmente aspira a terminar entre los dos primeros en la Liga, apenas pueda calificar a la Champions y que, en el proceso, sea eliminado del torneo de copa.

No veo un buen ambiente en el equipo. Para mí es obvio que los malos resultados les afectan terriblemente, y mientras tanto, Zidane no logra revertir esta situación. Con esto no digo que él sea un mal entrenador ni mucho menos, pero creo que hay detalles que se pudieron haber arreglado. Un ejemplo puede ser la forma en como alinea a los jugadores cuando uno de los titulares no se encuentra. Al inicio de la temporada, Cristiano Ronaldo no jugó los primeros cuatro partidos de liga debido a que cumplía una sanción por haber fingido una falta y haber reclamado al árbitro Ricardo de Burgos por esa decisión, la cual le costó cinco partidos.

Lo único que le queda ahora al Real Madrid es la Liga de Campeones de la UEFA, pero no la tiene fácil. Tras haber calificado como segundo lugar en el grupo H con 13 puntos, por detrás del Tottenham, con 16, se enfrentará en octavos de final al París Saint-Germain, con Neymar, Edinson Cavani y Kylian Mbappé como referentes ofensivos, y dirigidos por el español Unai Emery.

Para poder decir que han salvado la temporada, están más que obligados a ganar su título 13 de Europa. De lo contrario, ésta sería la peor temporada de los merengues en mucho tiempo, ya que habrían pasado cinco años desde la última vez que no ganaron ningún título (2012-13, con José Mourinho).

La situación del Real Madrid ya se puede considerar como crisis, y hasta cierto punto ya se veía venir. Pero si no logran, al menos, aminorar los efectos cerrando de manera decente la temporada, me atrevería a decir que cosas peores sucederán en la Casa Blanca madridista.

Danos tu opinión