CONCACAF es un desastre

En la última jornada del Hexagonal final, el pasado 10 de octubre, dejó muchos sucesos que comentar. Un pésimo arbitraje, actuaciones lamentables, cero fair play y muchas decepciones. En esta fase para definir a los clasificados mundial, en CONCACAF había muchas incertidumbres.

  • Por parte de México debía preocuparse por alcanzar un récord anecdótico, ya calificado, visitó a Honduras que necesitaba ganar y esperar resultados para ganar.

  • Estados Unidos visitaba a Trinidad y Tobago, que ya estaba eliminado, sólo buscaba la victoria para asegurar su boleto.

  • Costa Rica, ya calificado, recibió a Panamá que buscaba el milagro para calificar.

Con un gol fantasma Panamá está en el mundial gracias a que Estados Unidos no jugó a nada y se notó displicente en el campo. Honduras le dio la vuelta en el marcador a un conjunto mexicano que da pena aunque terminó como líder decepciono a su afición con sus malas actuaciones. A partir del minuto 60’ los catrachos se dedicaron a tirarse con cualquier roce en el campo. El árbitro no repuso el tiempo perdido y el terreno de juego fue invadido por unos cuantos espontáneos. Estados Unidos en cancha se vio confundido e incluso al final parecía que no estaba enterado de que habían sido eliminados del mundial.

Panamá, que en la antepasada Copa Oro reclamo de manera insólita su eliminación por un pésimo arbitraje, mostró ayer la más clara muestra de hipocresía al festejar un triunfo inmerecido. Incluso en la transmisión de la televisión panameña el narrador festejo la ausencia del VAR porque así el gol fantasma les daría la clasificación. En los juegos de CONCACAF no hay mucho que descartar, los equipos de México, Costa Rica, Panamá irán directo al mundial, y Honduras irá al repechaje. Una vez más lo que menos brilló es el fútbol como siempre en CONCACAF el protagonismo no pasa por el balón.

Fotos vía: Record

Danos tu opinión