Anuncian cambios en el All-Star Game


La NBA anunció que el All-Star Game de la temporada 2018 ya no será entre conferencias, sino que optará por un modelo similar al que la NFL implementó hace unos años, pero abandonó en enero pasado. Los participantes serán seleccionados por votación de los fanáticos, jugadores y prensa, con un peso en porcentajes de 50, 25 y 25. Habrá un capitán por cada equipo y este elegirá una causa de caridad a la cual le donarán las ganancias.

Estos cambios no hacen nada más que exhibir las deficiencias de la asociación. Esto demuestra el gran abismo de talento entre una conferencia y otra; muestra que el oeste tiene mejores elementos individuales, pero que el este es más peleado entre equipos.

Sin embargo, estas innovaciones no cambian mucho. Será interesante disfrutar a Russell Westbrook y a LeBron James juntos en la duela contra Kevin Durant y Kyrie Irving. Fuera de algunos de esos casos, el espectáculo de media temporada tendrá a los mismos protagonistas, los mismos jugadores serán elegibles, 12 de cada conferencia. Es muy probable hacer una predicción correcta de los seleccionados, aún antes de que comience la temporada regular.

Sin duda, el juego de estrellas será más cerrado y tendrá tintes de rivalidad. Si nos basamos en los números del año pasado, LeBron James y Steph Curry serían los capitanes de cada equipo.

En encuestas hechas por Bleacher Report a gerentes generales de la liga, LeBron funge como favorecido del reacomodo de estrellas en ambas conferencias y es favorito para ganar el MVP de esta temporada. Sin embargo, Kevin Durant pudiera tener una gran actuación en el Staples Center en febrero y levantar la mano como protagónico y ganar la máxima presea individual.

En realidad, faltan muchos juegos, la temporada apenas está por comenzar y no hay nada escrito. No obstante, este nuevo formato es bueno para la liga, sus ratings, el espectáculo y el deseo de todos los aficionados de ver en situaciones de fantasía que dura una noche.

Danos tu opinión