LeBron James ya puede ser considerado el mejor de la historia


El basketball cuenta con una generación que logró una transición a unos estilos muy diferentes: el estilo tradicional, en el que cada jugador tenía una asignación en la duela y se dedicaba nada sólo a eso; la nueva forma de jugar, por su parte, consta de poner atletas y tiradores en todas las posiciones y esto involucra una función más dinámica en el piso. El problema surge porque antes eran muy pocos los jugadores que podían darse el lujo de ser considerados “completos”, que tenían desde técnica para botar, hasta la habilidad de hacer clavadas impresionantes y tirar triples. Entre ellos el que muchos consideran el mejor de todos los tiempos (G.O.A.T.) Michael Jordan. Los conocedores del baloncesto, entran en una discusión muy aceptada de si algún día LeBron James superará a Jordan como el mejor de la historia en practicar este deporte. El principal argumento que se presenta es que la estrella de los Bulls nunca perdió una final y que en los seis campeonatos ganó el Jugador Más Valioso de la Serie Final. Sin embargo, el punto pierde validez sí se toman en cuenta los factores externos al graduado de North Carolina.

Mi principal contraargumento es que Jordan no tiene más títulos, ni finales jugadas, porque no pudo derrocar las dinastías que, en ese entonces, aterrorizaban la conferencia del este. “The GOAT” no pudo superar en años consecutivos a equipos de Boston Celtics, encabezados por Larry Byrd y Kevin McHale, ni a los “Bad Boy Pistons” de Detroit. Además de eso, Jordan nunca tuvo la dicha de ser el mejor tirador, o botador; sí era el más atlético en ese vestidor, pero el estilo de juego de los noventa no dejaba que brillara en su apogeo. La pregunta que se suscita es ¿por qué es Lebron el mejor de la historia? La respuesta aún no es unánime. Lo que se usa para desprestigiar lo que James ha hecho es que no existe una competencia fuerte en su conferencia. Otros lo hacen al decir que “El Rey” no pudo ganar si no se mueve a Miami a ganar su primer anillo con Dwayne Wade y Chris Bosh. Eso es pura basura. Lo que LeBron ha hecho en 14 años es algo que ningún jugador se puede dar el lujo de presumir y considero que falta mucho para que alguien más pueda emular el impacto de “El Muchacho de Akron”.

En el 2007 Gregg Popovich fue la única mente en todo el baloncesto que encontró una manera de contener el potencial del joven de cuarto año como profesional. LeBron no tenía apoyo de ningún lado y San Antonio Spurs, liderados por el monstruo tricéfalo de Tim Duncan, Manu Ginobili y Tony Parker, barrieron a los Cavs de ‘El Rey’. Este episodio fue clave en el desarrollo de James como jugador al estar tan cerca y, a la vez, tan lejos del campeonato.

De 2008 a 2010 los Cleveland Cavaliers no se perderían una sola postemporada, pero no ganaron ni un campeonato en ese lapso. Fue hasta el 2010 cuando James levantó a Cleveland Cavaliers que su segundo mejor jugador era Drew Gooden y los llevó a las finales de conferencia donde perdieron contra unos Boston Celtics que tenían una de las plantillas más temidas en toda la NBA. En la que figuraban nombres como Ray Allen, Kevin Garnett, Paul Pierce y Rajon Rondo. Jordan, por su parte, nunca batalló con un equipo mediocre, ya que siempre tuvo a Scottie Pippen y Dennis Rodman. Comparar a Pippen con Gooden es una ofensa para la leyenda de Chicago.

Cuando Lebron se muda a Florida del sur para conquistar anillos con el “súper equipo” se presentaron problemas de comunicación y química. Es cierto, “King James” en su final contra los Dallas Mavericks desapareció por completo, pero el entrenador, Erik Spoelstra, no ayudó nunca a la causa calorífica que tardó un año en ser lo esperado. Desde 2011 todos los equipos en los que ha estado LeBron han llegado a la serie final de la NBA. Así es Lebron tiene siete años consecutivos dominando la conferencia del este. Jordan tuvo esa cantidad en toda su carrera. Es cierto que King James ha perdido 4 de esas finales y su record de carrera es de 3-5 en series finales, pero el simple hecho de tener esa consistencia es remarcable. Los equipos en la Conferencia del Este seleccionan jugadores colegiales que consideran pueden contener a James, pero la realidad es que el juego de LeBron ha pasado a ser “bullyball”, ya que nadie puede seguir a la par atlética del nacido en Akron, Ohio. En la temporada pasada LeBron jugó más eficiente que nunca y sólo bastó un equipo conformado con dos de los mejores jugadores de la actualidad para detener a un hombre de 32 años. Con todo respeto, pero Michael jamás se enfrentó a Larry Byrd y a ‘Magic’ Johnson a la vez. Aun con la edad en desventaja, el mismo Kevin Durant dijo que intentar cubrir y seguir a LeBron en todo el juego era casi imposible y lo clasificó con el término “unstoppable”.

En la actualidad, James tiene dos roles en los Cavaliers: ser el capitán en la duela y ser también parte del equipo de la oficina, él tiene el poder de opinar con que jugadores el equipo puede ser mejor. Sin duda esta temporada de NBA promete mucho, pero en el este, mientras LeBron siga la supremacía de ese equipo va a ser más que notoria. Con toda mi admiración y todo mi respeto para MJ, pero él nunca dominó la liga por tanto tiempo como lo ha hecho Bron. Por eso me atrevo a decir que jamas se ha visto un mejor jugador que ‘El Rey’.

Fotografia vía Getty Images

Danos tu opinión