La renuncia de Leyva fue la mejor decisión para Indios

​A un par de días del inicio de los playoffs de la Liga Estatal de Béisbol de Primera Fuerza “Jesús Salvador ‘El Bambino’ Avilés López”, German Leyva renunció a su puesto de manager en el equipo de Indios de Ciudad Juárez. La noticia ha sido tomada con cautela y discreción por parte de la directiva de la Zona I.

​ Independientemente de las causas, las consecuencias de la decisión de Leyva son las que van a repercutir en el futuro indígena. A media temporada el equipo fronterizo estuvo en una crisis, cuando algunos jugadores expresaron su descontento con el tiempo de juego y su papel en el roster. El nuevo manejador puede enmendar los errores cometidos por su predecesor.

​ La asignación de Aarón Soto como nuevo manager antes de los playoffs es el mejor escenario en el que la tribu pudo haber quedado asentada. Para empezar, Soto conoce a todos los jugadores casi a la perfección, ya que es uno de los entrenadores de Brujos en la Liga Regional.

​ En sus primeros juegos a cargo de la tribu Soto demostró que no se va a apegar mucho al librito de su mentor Leyva. Aarón permitió que Servando López durara 7 entradas completas en la loma; Leyva, por su parte, mantiene a sus abridores sólo 5 entradas.

​ Además de eso, Soto se ha visto más abierto a experimentar en cuanto a posiciones y orden de bateo cosa que Leyva se veía indispuesto a cambiar, ya que únicamente rotaba a sus menores en la segunda base y a los catchers.

​ El hecho de que Aarón Soto conozca a sus jugadores le da una ventaja más, ya que sabe en qué situación se siente más cómodo cada pelotero; desde jugar el cuadro hasta subirse al cerrito a lanzar cierta cantidad de entradas.


Fotografía cortesía de Roberto González.

​La viva prueba fue cuando guardó a Aarón Aguilar en la serie contra Camargo para dejar que Jovany Mundo, Dagoberto Vargas y Ricardo Jaquez finiquitaran el juego. Aguilar entraría a relevar al también zurdo Álvaro Sandoval el sábado en una labor de 2.2 entradas.

​ No sería una sorpresa que Soto cambie algunos jugadores para la serie final en Parral. El equipo estará completo de nuevo, pero eso no garantiza que todos tengan un lugar seguro.

​ El principal problema de los teporacas fue la actuación del relevo. En toda la temporada bajo el mando de German Leyva, la tribu no mostró mejoría en el único aspecto que parecía cuestionable. Con el actual manager, la tribu se ve mejor en ese aspecto, al grado que Aguilar Quiroga se ha visto como un as para salir a relevar en cualquier situación.

En cuanto al bateo, los Indios han mostrado una mejoría notoria. El hecho de que Jaime Gurrola haya tenido un jonrón en la semifinal no fue casualidad, ya que había anunciado desde antes que su técnica y poder habían mejorado al poner elevados muy pegados a la barda. La ofensiva ya no depende de los Torres y Plasencia, sino que Soto se puede dar el lujo de sentar a ''JuanPe' si su desempeño con el cuero no es el óptimo.

Bajo Aarón Soto, todos tienen oportunidad y nadie tiene su lugar seguro. La serie final contra Parral va a ser la más interesante, ya que el dominante en la temporada fue Juárez, pero los Mineros vienen en una racha ganadora durante la postemporada. Para que la Zona I levante el trofeo de campeón será necesario pulir errores con el guante y en la loma; obviamente influirá también como salga el as abridor, Servando López, quien no ha sido constante en su juego durante los playoffs.

Personalmente, veía a los Mazorqueros con más posibilidad de ganarle una serie de 4 juegos a los Indios, pero eso no quita la emoción de la serie final.

​ En retrospectiva, aunque ya se empezó a notar el efecto de una nueva dirección de la novena, la renuncia de Leyva le ayuda más a la tribu para el futuro que para la presente temporada. Aarón Soto tiene una baraja muy amplia de posibilidades para tomar las riendas del equipo. El equipo está conformado por muchos elementos jóvenes que tienen como mentores a veteranos en el béisbol estatal. Lo único que queda por definirse es si Soto podrá guiar al equipo al título.

Danos tu opinión